Ciudad

Mikel Arriola ofrece reducir la corrupción en delegaciones

El precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Jefatura de Gobierno capitalino, Mikel Arriola, dijo que para combatir la corrupción en las delegaciones hace falta digitalizar los trámites, mejorar la regulación y con ello dar certeza a la empresas y a las personas.

En una reunión privada con el comité directivo de la Confederación Patronal de la República Mexicana en la Ciudad de México, el aspirante priista ofreció acabar con la corrupción política.

Ante los empresarios encabezados por Jesús Padilla Zenteno, presidente del organismo en la Ciudad de México, sostuvo que hace falta meter a la cárcel a quienes hayan cometido ilícitos con el presupuesto público y hayan burlado la ley.

El gobierno debe estar integrado por las personas más talentosas y honestas, capaces de implementar las buenas prácticas internacionales en materia de servicio público. “Necesitamos un gobierno que ponga orden, tras 20 años de caos de la izquierda”, subrayó.

Insistió en que se requieren transparencia y mejoras regulatorias de fondo, además de atender el problema de la inseguridad, que frena el crecimiento económico.

Arriola Peñalosa señaló que se requiere un millón de cámaras de seguridad y mejor alumbrado público, así como un criterio estratégico para manejar este equipo, y que la inversión no se entienda como un gasto.

“Urge acabar con la inseguridad porque la gente ya le está invirtiendo a su seguridad cuando es un servicio que le tiene que dar el propio gobierno”, sostuvo.

Además, insistió en la relevancia de ofrecerle certeza jurídica a los empresarios que nos representan como país, “pues sus inversiones en la Ciudad ayudan mucho al crecimiento de la economía”.

También, habló de otros temas de su propuesta como agua potable, educación, movilidad y medio ambiente, que son algunas de las prioridades de la ciudad, donde -afirmó- urge migrar a lo digital y simplificar en un solo trámite la apertura de negocios.

De no ser así, seguiremos siendo la entidad número 31 del país en materia de competitividad o, en el peor de los casos, podríamos bajar al último lugar de la tabla, agregó.

Imprimir