Academia

Capturan imagen relacionada con colisión de dos galaxias

Aunque los astrónomos ya habían detectado la presencia de un chorro en Arp 220, es la primera vez que se obtuvo una imagen del fenómeno, con la cual se determinaron sus características cinemáticas y morfológicas.

Un grupo de astrónomos obtuvo por primera vez, la imagen de un chorro emanado de uno de los núcleos de Arp 220, galaxia infrarroja ultraluminosa más cercana a la Tierra, como consecuencia de la colisión de dos galaxias en proceso de fusión.

El hallazgo se dio mediante el uso del telescopio ALMA, con el cual pudieron observar el chorro proveniente de uno de sus núcleos en tres dimensiones, es decir, con información espacial y datos espaciales bidimensionales.

Aunque los astrónomos ya habían detectado la presencia de un chorro en Arp 220, es la primera vez que se obtuvo una imagen del fenómeno, con la cual se determinaron sus características cinemáticas y morfológicas.

Los resultados publicados en la revista The Astrophysical Journal, muestran que en vez de una morfología de gran ángulo como la que se esperaba, se observó un chorro colimado.

Mediante el hallazgo, los científicos pueden iniciar los estudios de chorros extragalácticos a escalas de 100 pc, para revelar los procesos de retroalimentación en estos centros galácticos, publicó la página de Internet de ALMA.

“Gracias a la longitud de onda en la que observa ALMA y a su alta sensibilidad y resolución, pudimos observar el interior de este centro galáctico tan compacto y lleno de polvo”, indicó la investigadora principal del estudio, Loreto Barcos-Muñoz.

“Confirmamos la presencia de un chorro y obtuvimos una imagen detallada de su morfología y de su velocidad al mismo tiempo”, agregó.

Las nuevas observaciones mostraron un chorro bipolar, veloz y colimado que emana del núcleo occidental de Arp 220. El material expulsado alcanza una velocidad máxima de 840 kilómetros sobre segundo.

De acuerdo con Barcos-Muñoz, una explicación para la existencia del chorro podría ser la energía emanada de supernovas sumada a transferencias de impulso, retroalimentación de presión de radiación y existencia de un núcleo galáctico activo en el centro.

El siguiente paso en la investigación será realizar observaciones para determinar el origen del comportamiento, aunque el hallazgo ya permita cuestionar los conocimientos actuales de las propiedades gaseosas de los chorros extragalácticos.

ijsm

Imprimir