Deportes

El Vaticano tendrá por primera vez delegación en Olimpiadas de Invierno

La presencia será protocolar, sin tomar parte en las competiciones.

Por primera vez, una delegación del Vaticano ha sido invitada formalmente por el Comité Olímpico Internacional (COI) para asistir a la ceremonia inaugural de las Olimpiadas de Invierno, que iniciarán la próxima semana en Corea del Norte.

El grupo, que será encabezado por el sacerdote español Melchor Sánchez de Toca, participará no sólo en la apertura del certamen, el 9 de febrero en Pyeongchang, sino que estará como observador en las sesiones de los días 5 y 7. La presencia será protocolar, sin tomar parte en las competiciones.

El último encuentro es la reunión de los miembros del COI, una especie de asamblea general del movimiento, en la que se discuten los grandes temas de la agenda deportiva en el mundo, reveló el diario vaticano “L’Osservatore Romano”.

Sánchez de Toca es subsecretario del Pontificio Consejo para la Cultura del Vaticano, una oficina que tiene un nutrido calendario de actividades en materia deportiva, incluido el patrocinio de equipos pontificios de cricket y atletismo.

Entre otras cosas, y “como signo de amistad”, Sánchez de Toca entregará al presidente del COI, el alemán Thomas Bach, y a los atletas coreanos, las camisetas de “Athletica Vaticana”, el equipo dedicado a las técnicas de fondo.

“La apertura de los Juegos de Invierno en Pyeongchang, a pocos kilómetros de la frontera que separa las dos Coreas, la frontera más militarizada del mundo, adquiere un valor simbólico único gracias a la presencia de atletas de Corea del Norte que participarán formando un único comité con los compañeros de Corea del Sur”, indicó el clérigo.

“(Así) la tenue tregua olímpica nos permite seguir esperando un mundo sin guerras, a pesar de los muchos conflictos que actualmente están en curso”, agregó.

Aunque esta es su primera participación en los Juegos de Invierno, una delegación encabezada por el propio Sánchez de Toca había representado al Vaticano en la ceremonia inaugural de las Olimpiadas de Río de Janeiro en 2016.

Pero en esta ocasión, el Vaticano asistirá formalmente a las sesiones directivas olímpicas, producto de una cada vez más cercana relación con el COI, por lo que el sueño de un equipo de atletas vaticanos participando en las Olimpiadas no parece tan lejano.

ijsm

Imprimir