Mundo

Cada 31 minutos se comete un crimen en AL con un arma estadunidense

El Centro para el Progreso Americano revela que entre 2014 y 2016 un total de 50 mil 133 de estos artefactos fueron recuperadas tras hechos criminales en Norteamérica, Centroamérica y el Caribe

Unas 213 mil armas de fuego son contrabandeadas cada año a lo largo de la frontera de EU con México.

Un informe publicado ayer por el Centro para el Progreso Americano (CAP) reveló que un arma procedente de Estados Unidos se utilizó en un crimen cometido en 15 países de América Latina y el Caribe cada 31 minutos entre 2014 y 2016, destacaron medios locales.

De acuerdo con el centro de investigación de orientación progresista presidido por John Podesta, exjefe del equipo de campaña presidencial de Hillary Clinton, el gobierno del presidente Donald Trump ha ignorado el grado en que la exportación de armas alimenta la violencia en los países latinoamericanos.

Asimismo, precisó que, de 2014 a 2016, un total de 50 mil 133 armas de fuego originarias de EU fueron recuperadas como parte de investigaciones criminales en países de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe.

REGULACIÓN. El centro apunta a la debilidad de las regulaciones en esta materia por parte de Estados Unidos —más relajadas que en otros estados del entorno—, así como al elevado inventario de armas de fuego existente en el país, lo que ha permitido una mayor adquisición de armas en México, Canadá y El Salvador.

“Muchas de estas armas de fuego usadas en crímenes originadas en Estados Unidos, fueron exportadas legalmente y no fueron desviadas para un uso criminal hasta que cruzaron la frontera”, señala el informe.

Estados Unidos, indicó, es un productor mayor y un exportador principal de armas de fuego, que vende legalmente un promedio de 298 mil armas al año.

“Sin embargo, muchos de los mismos huecos y debilidades de las leyes de armas en EU, que contribuyen al tráfico ilegal de armas de fuego doméstico, contribuyen al tráfico ilegal de armas de Estados Unidos a naciones vecinas”, acotó.

MÉXICO. De las 106 mil armas recuperadas por autoridades como parte de investigaciones criminales en México entre 2011 y 2016 y enviadas para su rastreo, un 70 por ciento fueron originalmente compradas por un vendedor de armas con licencia en EU, según cifras oficiales.

Sin embargo, señaló el informe, estas armas probablemente representan sólo una fracción del número total de armas que cruzan la frontera.

“Otras estimaciones sugieren que unas 213 mil armas de fuego son contrabandeadas a lo largo de la frontera de EU con México cada año”, indica el CAP.

COMPRAS. Un análisis de la oficina de supervisión del Congreso estadunidense señaló por ejemplo que entre 2009 y 2014, la mayoría de las armas recuperadas en México en escenas de crimen fueron originalmente compradas en tres estados fronterizos: Texas (41 por ciento), California (19 por ciento) y Arizona (15 por ciento).

“El impacto del tráfico de armas rampante de Estados Unidos a México ha sido devastador. En 2017, México alcanzó su más alto nivel de homicidios de los últimos 20 años con una tasa de 20.5 homicidios por cada 100 mil habitantes”, refirió.

 

Imprimir