Mundo

“Lo que ocurre en nuestro país es una desgracia”, dice el presidente

En un mensaje de Twitter, Donald Trump denunció que el FBI y el Departamento de Justicia han politizado sus obligaciones al investigar la injerencia rusa en las elecciones

Donald Trump, captado ayer al participar en un evento del Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza.

Adoptando una postura victoriosa tras la publicación de un documento republicano en el que se acusa al FBI y al Departamento de Justicia de Estados Unidos de manipular la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales del 2016, el presidente Donald Trump, cuestionó ayer la imparcialidad de ambas dependencias sobre el tema.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, Trump acusó que el liderazgo de ambas dependencias ha politizado sus obligaciones de investigación.

“Lo que está ocurriendo en nuestro país es una desgracia y ahora veremos qué pasa. Mucha gente debería sentir vergüenza o algo aún peor”.

 “El liderazgo más alto, e investigadores del FBI y el Departamento de Justicia han politizado el sagrado proceso de investigación a favor de los demócratas y en contra de los republicanos, algo que debería ser impensable apenas un corto tiempo atrás. El resto son personas excelentes”, dijo.

ABUSOS. Este ataque de Trump se registró horas antes de la publicación del controversial documento elaborado por republicanos en el Congreso, en el que argumenta abusos por parte del FBI y del Departamento de Justicia en sus funciones de investigación, en contra de miembros de su equipo de campaña presidencial.

El documento de cuatro páginas ha desatado una nueva tormenta política y ha dividido a la comunidad de inteligencia, donde existe amplia oposición a su difusión pública por temor de que revelen métodos de investigación.

Los demócratas en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, controlado por los republicanos y donde el memorándum fue producido a partir de información clasificada, lo han denunciado como un documento político, sesgado, que busca favorecer al mandatario.

RECHAZO. De igual forma insistieron en que el objetivo de fondo es desestimar la investigación que conduce el fiscal independiente Robert Mueller sobre la posible colusión entre la campaña de Trump y Rusia, dando así justificaciones al mandatario para despedirlo.

La difusión del documento republicano recibió el rechazo del director del FBI, Christopher Wray, elegido por Trump para dirigir el Buró de inteligencia, después que en 2017 despidió a James Comey, pero sus pedidos han sido desestimados por el mandatario, quien favoreció que el reporte fuera hecho público.

John Thune, uno de los líderes republicanos en la cámara alta, dijo el jueves que el documento debería ser compartido con el Comité de Inteligencia del Senado, haciendo eco de las preocupaciones del FBI.

“Existen importantes consideraciones de seguridad nacional que deben ser atendidas, y esperaríamos que ellos (los republicanos en la cámara baja) estén haciendo eso”, declaró.

Imprimir