Salud

Ya no quiero saber del cáncer

Salud pública. Desde 1933 se conmemora cada 4 de febrero el Día Mundial Contra el Cáncer, cuyo grupo de enfermedades ocupa el segundo lugar de mortandad a nivel mundial y tercero en México. Especialistas en cáncer hacen propuestas para crear entornos libres de la enfermedad

De poco o nada sirven las amenazas y los mensajes negativos en salud. A la fecha los mexicanos no han dejado de consumir bebidas endulzadas y productos procesados, aunque se les ha advertido y demostrado que éstos destruyen su bienestar y calidad de vida al quedar atrapados en el sobrepeso y la obesidad.

De igual forma resultan insuficientes las advertencias y medidas preventivas para evitar el desarrollo de los diferentes tipos de cáncer, ya que cada año se registran 14 millones de nuevos diagnósticos a nivel mundial con un total de ocho millones de defunciones, lo que globaliza a los tumores malignos como la segunda causa de defunción.

Por otra parte, aunque cada vez hay más terapias que ofrecen pronósticos favorables, en el inconsciente colectivo prevalece la idea de muerte al escuchar la palabra cáncer, de ahí que las autoridades implementen estrategias para lograr un diagnóstico temprano, medida que todavía se tiene que trabajar, pues de cada 100 nuevos pacientes, 70 acuden al servicio médico cuando el tumor ya está en fase avanzada. Aunado a esto, otro de los horrores que prevalecen en la mente de las personas con cáncer son los estragos que causará la quimioterapia y ante este escenario lastimoso, hay pacientes que deciden no recibir tratamiento alguno. Estos casos ocurren aun cuando en el mercado hay fármacos que están indicados para revertir los efectos adversos de la terapia química, así como también hay nuevas moléculas que están diseñadas para atacar con mayor precisión y menor toxicidad al tumor.

“Necesitamos compartir responsabilidades. Por una parte que el Gobierno otorgue facilidades para que la población se pueda hacer pruebas para diagnóstico temprano y por otra que los mexicanos cuiden su salud”, comentó el doctor Abelardo Meneses, director general del Instituto Nacional de Cancerología. “La población no cree que los factores de riesgo que adquirimos en la infancia y adolescencia se cobran en la vida adulta”, agregó.

#YoPuedo Prevenir el cáncer. Una de las formas con las que se podría mantener a las personas distanciadas de los tumores malignos, y ya no saber de ellos, es realizar acciones básicas y sencillas como evitar el humo del tabaco. De acuerdo con el director general del INCAN, no fumar y cuidarse de los tóxicos que se desprenden de los cigarrillos ayuda a eliminar la causa de la tercera parte de los tumores.

“Apartarse del humo del tabaco previene cáncer en: cavidad bucal, laringe, riñón, pulmones y vejiga”. Si yo como maestro, médico o profesionista informo a las personas que tengo a mi alrededor de las medidas que existen para evitar los tumores causados por el humo del tabaco, entonces el #YoPuedo se transforma en #NosotrosPodemor prevenir el cáncer.

Las autoridades sanitarias  han implementado estrategias como el Registro de Cáncer en las ciudades de Mérida y Guadalajara, y próximamente en Baja California Sur. “Esta información nos permitirá enfocar mejor los tratamientos y reducir la carga de esta enfermedad en los estados”, señaló  el doctor Meneses.

Aunado a esto, con la estrategia del Programa Integral de Prevención y Control de Cáncer se pretende capacitar a todo el primer nivel de contacto para que médicos generales, enfermeras, psicólogos y nutriólogos estén entrenados y puedan detectar casos de cáncer cuando apenas estén iniciando.

Leucemia, riesgo inherente. Las posibilidades de desarrollar algún tumor maligno se amplían por tres razones: 1) exponerse a agentes cancerígenos; 2) estar vivos y 3) tener la oportunidad de cumplir cada vez más años.

Paradójicamente “la ruleta rusa” se juega dentro de los huesos, que es donde está la médula ósea, tejido esponjoso que entre otras de sus funciones está la de producir células sanguíneas,  y por ende, de parte importante del sistema inmunológico.

La médula ósea es una fábrica que nunca para y, de acuerdo con el doctor Álvaro Hernández Caballero, se trata del tejido más activo de todo el cuerpo humano. Explica que sólo para darnos una idea del número de operaciones que ocurren en la médula ósea, hay que tomar en cuenta que por cada microlitro de sangre hay entre cuatro y cinco millones de glóbulos rojos. “Un microlitro es la milésima parte de un mililitro, entonces tenemos miles de millones de glóbulos rojos circulando en nuestro cuerpo y cada uno fue producido en la médula ósea”, explicó el hematólogo adscrito al Servicio de Hematología del Hospital de Especialidades del Centro Médico La Raza del IMSS.

El médico, especialista en la sangre y sus enfermedades, comentó que existen diferentes tipos de células sanguíneas y dependiendo del grupo varía el tiempo en el que éstas deben reemplazarse, por ejemplo: unas se cambian cada semana, algunas al mes y otras cada trimestre.

Para la producción de las células sanguíneas, lo que hace la médula ósea es hacer miles de millones de copias, y es en este proceso que se lleva a cabo dentro de los huesos, en donde existe la posibilidad de que al hacer un duplicado, uno salga con un defecto y se genere una célula maligna, dando así inicio a la leucemia. “Entonces este riesgo lo vamos a tener todos los seres humanos a lo largo de nuestra vida y puede ocurrir desde la infancia, en la vida adulta o en la vejez”, apuntó el hematólogo Hernández Caballero.

¿Qué consultar?

Infocancer

Sitio de orientación para la persona con cáncer y sus familiares.

Dirección: www.infocancer.org.mx

Organizaciones mexicanas de la sociedad civil contra el cáncer

Juntos Contra el Cáncer México.

Página Facebook: @MxSinCancer

Imprimir