Espectáculos

Abanicos rojos, el gesto solidario de los Goya con el movimiento #MeToo

Las mujeres irán por sus fueros a golpe de abanico rojo este fin de semana en la gala de los Premios Goya, los principales del cine español.

En un eco de otras voces globales en favor de la igualdad de oportunidades, cineastas españolas repartirán este sábado en la ceremonia abanicos para denunciar la disparidad existente entre hombres y mujeres detrás de las cámaras y los estereotipos en la pantalla.

Dos realizadoras españolas, sin embargo, optan por el premio a la mejor película, mientras que tres de las cuatro cintas iberoamericanas nominadas fueron dirigidas por mujeres.

En otro signo de cambio en ésta, la edición 32 de los Premios Goya, la pluralidad lingüística se ha hecho notar entre las cintas finalistas.

En la misma línea, la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales ha lanzado una campaña para exigir una mayor presencia femenina en todos los ámbitos de la industria, desde la escritura de guiones y la dirección, “donde surgen las historias que luchan contra los estereotipos”, hasta los altos cargos en la parte del negocio y puestos de corte técnico.

La asociación destaca que sólo un 27 por ciento de los nominados este año sean mujeres y que ocho categorías, sobre todo las técnicas, estén copadas de forma exclusiva por hombres.

Las actrices se enfrentan a una mayor tasa de desempleo que los actores, cobran menos que ellos y su presencia en las pantallas se reduce a medida que cumplen años, destacaba este mes un estudio del sindicato mayoritario de intérpretes en España.

Imprimir