La Esquina

Habrá que suponer que es buena noticia que las relaciones entre los gobiernos de México y EU sean cercanas y fluidas. El problema está en que quien encabeza el gobierno de allá tiene un discurso abiertamente antimexicano, y las actitudes de los agentes del ICE refuerzan esa sensación. La cercanía y la fluidez deberían servir para que, cuando menos, se acotaran la retórica y las acciones en contra de nuestros connacionales del otro lado de la frontera.

 

Imprimir

Comentarios