Mundo

Ataque racista en Italia deja seis turistas negros lesionados

Rescatistas auxilian a uno de los turistas heridos por un neonazi, en Macerata.

Seis turistas extranjeros negros resultaron ayer heridos de bala, después de que fueran tiroteados desde un coche en la central ciudad italiana de Macerata, por un joven de extrema derecha que fue detenido tras la agresión, informaron las autoridades.

El suceso se registró al mediodía, cuando varias personas, todas extranjeras y negras fueran baleadas en distintos puntos de esta tranquila localidad.

PÁNICO. El ataque provocó momentos de pánico en Macerata, cuyas autoridades invitaron a los vecinos a permanecer encerrados en sus casas o a buscar refugio y evitar los espacios abiertos en caso de que se encontraran en la calle.

La agresión obligó a que se detuviera el transporte público, se ordenó a las escuelas impedir la salida de los niños y se solicitó a los padres que no acudieran a buscarles hasta nueva orden.

El cuerpo de Carabineros informó que los lesionados son seis y la policía concretó por su parte que uno de ellos fue intervenido quirúrgicamente.

SOSPECHOSO. El autor del tiroteo fue detenido en la céntrica plaza de la Victoria, envuelto en una bandera italiana y con una pistola en su vehículo, según los agentes.

Todo apunta a que se trata de un ataque racista, ya que según testigos, el atacante fue localizado a los pies del monumento a los caídos en la Guerra Mundial, mientras realizaba el saludo fascista y gritaba “Viva Italia”.

El sospechoso fue identificado como Luca Traini, un cabeza rapada italiano de 28 años que en las elecciones municipales del 2017 concurrió con la xenófoba Liga Norte por un puesto de consejero en el ayuntamiento de Corridonia que no logró.

Imprimir