Cultura

Austria recuerda a Gustav Klimt con serie de exposiciones

Austria recuerda este año el centenario de la muerte de Gustav Klimt, probablemente su artista más famoso, con una serie de exposiciones que se acercan al pintor desde múltiples perspectivas, desde la realidad virtual, a la búsqueda de sus obras expoliadas por los nazis y a su influencia en el arte posterior.

El creador de El Beso falleció el 6 de febrero de 1918 a los 55 años de edad, dejando una obra que fue pasando desde un inicial historicismo hasta la antesala del expresionismo, y un movimiento artístico, la Secession, que supuso una ruptura hacia la modernidad.

El calendario de muestras arrancó el pasado 18 de enero en el Museo Leopold con Viena alrededor de 1900, en la que se recuerda el dinamismo artístico que se vivió en la entonces capital imperial. En ella que coexistían el modernismo de Klimt y Koloman Moser con el rompedor expresionismo de Richard Gerstl y Oskar Kokoschka.  Luego, entre junio y noviembre, este mismo museo dedicará otra muestra monográfica a Klimt.

A partir del 7 de febrero, al día siguiente al centenario, el Museo de Artes Aplicadas de Viena (MAK) invita a pasear por el Jardín Mágico de Klimt.

Usando unas gafas de realidad virtual, el visitante podrá pasear por un mundo onírico creado usando fotos de alta resolución de los bocetos que Klimt hizo para los mosaicos del comedor del Palacio Stoclet de Bruselas.

En la celebración participa de forma especial el Museo de Historia del Arte, y la parte superior de la escalinata principal de este emblemático museo vienés está decorada con 12 obras realizadas en 1890 por Klimt, su hermano Ernst y su amigo Franz Matsch.

Imprimir