Deportes

Triunfo polémico del Morelia

Con un discutido penal  que convirtió en gol el peruano Raúl Ruidiaz, Monarcas Morelia se impuso 3-2 como visitante a Pachuca, con una polémica actuación del silbante Adonaí Escobedo, quien tomó decisiones erróneas que influyeron directamente en el marcador para la segunda derrota seguida de Tuzos por mal arbitraje.

A pesar del dominio del cuadro michoacano, Erick Gutiérrez con un potente disparo marcó uno de los goles más bellos de la jornada, venciendo al guardameta purépecha Sebastián Sosa y poner adelante a los Tuzos 1-0. El empate de Monarcas se produjo con un remate de cabeza del lateral derecho Carlos Guzmán, quien emparejó las acciones 1-1.

Ya en el tiempo de compensación del primer tiempo, el árbitro Escobedo expulsó a Jorge Hernández del Pachuca, por una aparatosa entrada sobre Ruidíaz.

En el complemento Gastón Lezcano, controló el balón dentro del área y definió para darle la vuelta al partido 2-1, pero Pachuca en un cobro de tiro libre del japonés Keisuke Honda volvió a igualar la pizarra a dos.

El silbante se empeñó en ser el protagonista y marcó una pena máxima inexistente en contra del equipo local, opción que el peruano bicampeón de goleo aprovechó y marcó para el 3-2 final.

Imprimir