Zinedine Zidane

Al Real Madrid le urge que terminé el calvario en el que se ha convertido la Liga. En su visita al Levante, el entrenador francés puso a su mejor 11 y el equipo no levanta: apenas si sacó un empate que pone en entredicho su participación en la próxima Champions. Es errático en ataque, a pesar de Bale, CR y Benzema; y en defensa, aún con Sergio Ramos, es un coladero. El entrenador debe enfocarse en recuperar la forma de la mayoría de sus jugadores, pues el tren PSG se relame a la vuelta de la esquina.

 

Imprimir

Comentarios