Nacional

Efecto chapulín en su clímax

Desbandada general en el Congreso, todos en pos de repetir el próximo periodo, en la ardua labor de representar a la ciudadanía

En la semana de arranque del último periodo de sesiones  del Congreso de la Unión, se vivió a tope el efecto chapulín; decenas de diputados y senadores brincaron en busca de un nuevo cargo de elección popular y lo disputarán el 1 de julio. El Senado es el más golpeado, pues pierde a 25 por ciento de los representantes populares titulares.

La dimensión del chapulineo responde a una elección calificada como la más grande de la historia, donde se renovarán la Presidencia, ocho gubernaturas, la Jefatura de la CDMX y el Congreso de la Unión, más otros miles de cargos.

Tan sólo en la Cámara de Diputados se presentó el informe que establece que desde enero y hasta hoy han pedido licencia 31 diputados.

Lo mismo en el Senado, donde en los últimos meses pidieron licencia al menos una veintena de legisladores, a los que se sumarán aquellos que buscan brincar a la otra cámara o bien a un puesto en los equipos de campaña. Entre ellos el priista Jorge Carlos Ramírez Marín, quien dejó la presidencia de la Cámara de Diputados para buscar una senaduría. En su lugar quedó el también ­priista Edgar Romo.

De los 14 diputados del PRI que dejan su curul destacan:  Sylvana Beltrones Sánchez,  (hija de Manlio Fabio); César Camacho Quiroz, Georgina Trujillo Zentella y  Carolina Monroy del Mazo, prima del presidente Peña.

Del PAN están: Jorge López Martín, Gina Andrea Cruz Blackledge, María del Rosario Rodríguez Rubio. Por parte del PRD: David Jiménez Rumbo, Lluvia Flores Sonduk, Olga Catalán Padilla y Waldo Fernández González. Por Morena destaca Cuitláhuac García Jiménez, quien va por la gubernatura de Veracruz.

Se espera que en los próximos días esta cifra aumente con las licencias que pedirán más legisladores en busca de otro cargo. Destaca finalmente el caso de Miguel barbosa que busca la gubernatura de Puebla.

 

Imprimir