Justin Timberlake en el Super Bowl: Mucho baile y poco show | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 04 de Febrero, 2018

Justin Timberlake en el Super Bowl: Mucho baile y poco show

El cantante volvió a protagonizar el espectáculo de medio tiempo sin el brillo que se esperaba; falló su audio y su mayor sorpresa fue el homenaje a Prince

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Desde el primer Súper Tazón se ha hecho una tradición que durante el medio tiempo haya un espectáculo que no sólo amenice a los espectadores y televidentes, sino que también calme los nervios y ánimos de los amantes de este deporte. Conocer a las estrellas de talla internacional se ha vuelto casi tan importante como conocer a las escuadras que llegarán a este partido decisivo.

La estrella en turno fue Justin Timberlake, quien el pasado 31 de enero cumplió 31 años y el viernes lanzó su más reciente producción titulada Man of the woods, una entrega que llegó de la mano de “Filthy” y “Say Something”, los dos sencillos que encabezan el nuevo material. Esta vez no hubo escena polémica como la que protagonizó hace 14 años, con su aparición en 2004, cuando le arrancó a Janet Jackson una pieza del atuendo y dejó su pecho derecho al descubierto.

Su intento de redención en un show de medio tiempo no fue mucho mejor. Uno de los grandes problemas fue el audio pues por momentos fue casi imperceptible escuchar su voz, mientras se le veía bailar. Se escucharon más algunos de sus cantantes de respaldo. No tuvo invitados de forma física, aunque durante la semana se especuló la posible presencia de Janet Jackson como acto solidario, y hasta se jugueteó con la posibilidad de que fuera el escenario ideal para ver el reencuentro de N’Sync.

Lo que sí hubo fue un guiño a ese evento bochornoso del 2004, pues uno de los temas que sonó fue “Rock your body”, el tema que interpretó junto a Jackson. Ésa fue la canción con la que comenzó su espectáculo desde uno de los rincones del estadio de la ciudad de Minneapolis.

El músico derrochó virtuosismo con baile, sin embargo, no con tuvo la contundencia en emoción como se esperaba. De hecho el arranque fue poco espectacular, tras salir ante el público y hasta que llegó al escenario central hizo un recorrido en el que encadenó algunos de los éxitos de su trayectoria musical como “Sexy back” o “Can’t stop the feeling” para animar el gran evento deportivo del año Estados Unidos.

Los fanáticos que parecían disfrutar del evento, en realidad eran extras, que acompañaron a Justin Timberlake a seguir sus pasos de baile. No alcanzó, sin embargo, su punto álgido hasta que interpretó al piano “I Will Die 4 U”, con imágenes de Prince proyectadas en una pantalla grande en el medio del estadio. De algún modo esa parte también fue un tanto decepcionante pues lo que se esperaba era un holograma a la más alta tecnología. Pero el público respondió bien, más de 66 mil espectadores acompañaron el dueto virtual entre Timberlake y Prince que se produjo bañado en un gran haz de luz púrpura, la marca de la casa del legendario autor de “Purple Rain”.

Hacia el final del espectáculo, cuando Justin interpretaba su famoso tema “Can’t stop the feeling”, caminó hacia el público, donde se encontraba un menor, cuya primera reacción fue buscar una selfie con Timberlake. Sin embargo, luego de cumplir con su cometido, el pequeño aparentemente no supo que más hacer y por momentos pareció verse más concentrado en su teléfono móvil que en observar a Justin, a quien tenía sólo a unos metros.

El show de Justin Timberlake llegó minutos después de que la cantante de pop Pink cantara el himno nacional. En un inicio su participación en el juego estuvo en duda, pues ella reveló en Instagram haber contraído gripe.

 

 

Además de las presentaciones musicales, durante el Super Bowl 2018 se revelaron tráilers de películas como Solo: A Star Wars Story, Misión imposible: Repercusión, Jurassic World: Fallen Kingdom, etc.

Imprimir