Estados

Matan a dos sacerdotes y un profesor en Guerrero

Foto: Archivo

Sujetos desconocidos dispararon y asesinaron a dos sacerdotes católicos y a un maestro, cuando regresaban de un baile de la comunidad de Juliantla y transitaban por la carretera federal Taxco-Iguala.

Los reportes de la Secretaría de Seguridad de Guerrero, señalan que pasado de las 4 de la madrugada de este lunes, los dos sacerdotes el maestro y dos personas más regresaban de la fiesta, cuando fueron interceptados por los sujetos armados, quienes les dispararon.

Las primeras versiones indican que las víctimas circulaban en una camioneta Toyota Hilux cuando un Jetta rojo se les emparejó y los agresores les dispararon en movimiento, quedando tres personas muertas y dos más heridas.

La Policía del Estado tomó el testimonio de la joven Alba “N”, originaria de la comunidad de Carrizalillo, en el municipio de Eduardo Neri, misma que resultó ilesa en los hechos y explicó que junto con otras personas; dos sacerdotes, un profesor y un pescador acudieron a un baile en la comunidad de Juliantla, perteneciente al municipio de Taxco.

Indicó, que regresaban a bordo de una camioneta Toyota tipo Ilux y circulaban sobre la carretera federal Iguala-Taxco, cuando un vehículo color rojo, del cual no aportó más detalles se les emparejó y tras cerrarles el paso, varios hombres accionaron diferentes armas de fuego.

Se informó, que en la camioneta Toyota murió el sacerdote Germaín Muñiz, de 39 años de edad y quien oficiaba misa en el puerto de Acapulco, era originario del municipio de Mártir de Cuilapan.

También murió en el lugar Iván Añorve, de 37 años y originario del Puerto de Acapulco, quien también estaba formado como sacerdote.

Dos peronas que resultaron heridas, Arveli “N”, de 25 años de edad perdió el dedo índice de la muñeca derecha y el pescador Oscar “N”, de 27 años recibió un rozón en la muñeca lado izquierdo, este último es originario de la Ramadita, comunidad de San Marcos.

La policia estatal señaló que los cuerpos del sacerdote y el profesor fueron trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo) de Iguala.

ijsm

Imprimir