Oficia Aguiar Retes su primera misa como Arzobispo Primado | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 05 de Febrero, 2018

Oficia Aguiar Retes su primera misa como Arzobispo Primado

El nuncio apostólico Franco Coppola, le hizo entrega de las Letras Apostólicas y el báculo pastoral.

Oficia Aguiar Retes su primera misa como Arzobispo Primado | La Crónica de Hoy

“En la actualidad vivimos situaciones que nos abruman, que violenta la justicia y la paz, agresiones que denigran nuestra condición de hermanos, y fomentan una vida de confrontación, discriminación, de menosprecio a la dignidad humana y que conducen al angustia, a la tragedia y a la muerte”, reconoció el Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes.

En su primer misa en la Basílica de Guadalupe, con la cual dio inicio el ministerio episcopal del nuevo Arzobispo Primado de México, el cardenal aseveró que esta situación actual, no la quiere nadie, por ello, subrayó, “hoy más que antes nos necesitamos para, a partir de la fe, de esta mirada de trascendencia y convicción de la eternidad, reconstruir el estilo de vida de nuestra sociedad”.

En este mismo sentido, pidió a todos los fieles y a los hombres de buena voluntad asumir la indicación del Papa Francisco, cuando visitó la Catedral Metropolitana, “que las miradas de ustedes reposadas siempre y solamente en Cristo, sean capaces de contribuir a la unidad de su pueblo; de favorecer a la reconciliación de sus diferencias y la integración de sus diversidades; de promover la solución de sus problemas endógenos”.

En este mismo sentido, subrayó al tiempo que pidió “recordar la media alta que México puede alcanzar si aprende a pertenecerse a sí mismo antes que a otros; de ayudar a encontrar soluciones compartidas y sostenibles para sus miserias; de motivar a la entera nación a no contentarse con menos de cuánto se espera del modo mexicano de habitar en el mundo.

Necesitamos, abundó, entregarnos generosamente “y replantearnos como generación del Siglo XXI, el aporte y los proyectos pastorales y sociales, que necesitamos realizar para dejar a las nuevas generaciones una ciudad humanizada y humanizante”.

En la primera homilía de monseñor Aguiar Retes asistieron alrededor de 100 obispos y arzobispos no sólo del país, sino también de Canadá,  Panamá y El Salvador, así como representantes de la Iglesia Ortodoxa, además de invitados especiales de la clase política, así como centenares de fieles que abarrotaron la casa de la virgencita del Tepeyac.

En una ceremonia que duró poco más de dos horas,  en su sermón, el purpurado convocó a todos los mexicanos a afrontar los retos de nuestro tiempo en comunión y coordinación, para, descubrir, dijo, todos juntos la tarea que corresponde a cada sector mediante la escucha recíproca y la puesta en común coma en camino sinodal, cómo lo está pidiendo el Papa Francisco.

Hoy, resaltó, al iniciar su ministerio como arzobispo primado de México, externó “su confianza y gran esperanza que el Señor hará maravillas entre nosotros”, al tiempo que confió en que su corazón a la Virgen de Guadalupe es para que lo acompañe siempre en la custodia de esta casa “y no me refiero simplemente a este Santuario, sino al hogar que ella quiere, al estilo de vida fraterna y solidaria de la gran familia de sus hijos que habitan en estas latitudes del Valle de México y sus confines.

Invitó además, a todos a ponerse de pie, por lo cual obispos y arzobispos que se encontraban acompañándolo en el atrio central, voltearon a mirar de frente la imagen de la Virgen María de Guadalupe y todos comenzaron a rezar  “Dios te salve María...”.

ijsm

Imprimir