Nacional

“Recibe un presbiterio desde el que se ha enfrentado la inmoralidad”: Norberto Rivera

La tranquilidad del día feriado se reflejó en la poca gente que se presentó en los alrededores de la Catedral Metropolitana, donde se celebró la sucesión del Arzobispo Primado de México.

Dos enormes fotografías flanqueaban la entrada principal: a la izquierda, Carlos Aguiar Retes con la palabra “Bienvenido”; a la derecha, Norberto Rivera Carrera con la palabra “Gracias”.

Sólo las congregaciones fueron convocadas al evento; cardenales, obispos y sacerdotes, y algunos invitados, entre ellos la expareja presidencial Felipe Calderón y Margarita Zavala, así como el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

Escasos feligreses iban a orar, a persignarse. Pocos sabían del cambio de Arzobispo. “Yo vine a misa ayer (domingo) cuando se despidió el Cardenal (Rivera) y no avisaron que iba a haber esto”, dijo Carolina, jubilada y fiel visitante de la Catedral.

A las diez de la mañana, al repique de las campanas, Aguiar Retes inició el protocolo. De 68 años de edad y originario de Nayarit, llegó a la llamada Puerta Santa y pidió entrar al toque de un martillo. Tras abrírsele la puerta, fue recibido por el cabildo metropolitano. Uno a uno, los capitulares saludaron al nuevo Arzobispo, quien enseguida se dirigió al Altar del Perdón.

Acompañado por el cabildo, recorrió la nave poniente, después por la nave central hasta llegar al Altar Mayor. Fue entonces que se abrieron todas las puertas de la Catedral para permitir el acceso del público.

A pie del Altar de Reyes, el ahora Cardenal Emérito Rivera aseguró a Aguiar Retes que le deja una Arquidiócesis viva y unida. “Es cierto que los habitantes de esta gran urbe conforman una sociedad muy plural, pero la fe sigue permeando sus vidas. Te recibe un presbiterio generoso; un presbiterio unido al romano Pontífice y a su Obispo; un presbiterio también plural”, expresó Norberto Rivera.

El Cardenal Emérito destacó que la Arquidiócesis de México ha sido profética y valiente en defender a la familia, el derecho de los no nacidos y el matrimonio natural. “Sobre todo se ha enfrentado a una mentalidad mundana que quiere imponerse como una dictadura del relativismo y la inmoralidad; también ha ejercido un profetismo social denunciando atropellos, abusos, corrupción y violencia de grupos y estructuras muy variadas, que quisieran una Iglesia muda y sumisa, pero han encontrado a una defensora de la justicia”. Terminado el discurso, el canónigo Darío Bragado mostró la Bula Papal al Colegio de Consultores, que son las letras apostólicas por las cuales el Papa Francisco le confiere la responsabilidad a Aguiar Retes y de esta forma el nayarita tomó posesión de la Arquidiócesis.

Aguiar Retes agradeció al Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, su presencia en la ceremonia. Resaltó que el 5 de febrero, además de celebrar a San Felipe de Jesús, patrono de la Arquidiócesis, se celebra también la Constitución Política.

“San Felipe de Jesús me invita a ser generoso, y a dar mi vida sin temor; la dimensión festiva de nuestra Constitución me ofrece poner en práctica para bien de nuestra sociedad los derechos humanos universales y en especial uno de ellos: la libertad de religión”, expresó Aguiar Retes.

Terminada la ceremonia, el nuevo Arzobispo se fue a la Basílica de Guadalupe a dar su primera misa.

Imprimir