Mundo

Revés a Assange: Justicia británica mantiene orden de detención

El activista australiano confiaba en que el tribunal le permitiría salir de la embajada de Ecuador sin ser arrestado luego de que Suecia retiró orden de captura, pero no fue así

Julian Assange, ayer, en un balcón de la embajada de Ecuador en Londres.

La justicia británica mantuvo ayer la orden de detención contra el activista australiano Julian Assange, pese a que Suecia retiró el pasado mayo la petición de extradición por supuestos delitos sexuales que pesaba sobre él. De esta manera, Assange se verá obligado a permanecer en la embajada de Ecuador en Londres, donde está refugiado desde 2012, porque si la abandona, le detendrán.

La juez Emma Arbuthnot de la Corte de Magistrados de Westminster dictaminó ante una sala repleta de público que, si bien Estocolmo retiró la euro orden de detención, el fundador del portal de filtraciones WikiLeaks debe responder todavía por haber vulnerado los términos de su libertad condicional cuando se encerró en la embajada ecuatoriana.

Ahora, los abogados de Assange pueden recurrir ante instancias superiores esa decisión, y de hecho ayer ya presentaron nuevos argumentos a favor de retirar la orden de arresto, que consideran un castigo desproporcionado “en contra del interés público”.

La violación de la libertad condicional ocurrió el 29 de junio de 2012, cuando Assange, de 46 años, no se presentó ante un tribunal, pocos días después de haberse refugiado en la legación diplomática ecuatoriana. Este hecho, puede acarrear en Reino Unido una pena máxima de un año de prisión.

MIEDO A WASHINGTON. Arbuthnot señaló que Assange debe explicarle a un juez por qué vulneró los términos de su libertad condicional, pero el australiano ha señalado en diversas ocasiones que si le detienen, podrían extraditarle a Estados Unidos para responder por la filtración de miles de cables diplomáticos a través de WikiLeaks.

En un comunicado, WikiLeaks aseguró ayer que Asssange podría enfrentarse a una condena “de por vida” en EU por “múltiples cargos”, incluidos espionaje, conspiración para cometer espionaje, robo y espionaje electrónico.

En ese sentido, el equipo legal del activista criticó que Reino Unido se niega a confirmar o desmentir si Washington ha presentado ante Londres una petición de extradición contra él. El fiscal general estadunidense, Jeff Sessions, aseguró en abril pasado que el arresto de Assange es una “prioridad” para el gobierno de Estados Unidos.

ECUADOR LE PROTEGERÁ. Fuentes oficiales ecuatorianas citadas por la agencia EFE afirmaron que mantedrán la protección a Assange pese a la resolución judicial.

En un intento por desbloquear la situación de Assange en Reino Unido, Quito le concedió en diciembre la nacionalidad ecuatoriana y pidió para él un estatus diplomático. Sin embargo, la cancillería británica le negó este estatus, que le habría permitido moverse de la embajada sin ser detenido.

 

Imprimir