Mundo

A Trump le “encantaría” paralizar el gobierno de EU, si no hay muro

Eleva al máximo su nivel de presión sobre los demócratas para que acepten su dura reforma migratoria. Aprovecha asesinato de jugador de la NFL para mezclar inmigrantes con “asesinos” y “pandilleros”

El presidente estadunidense, Donald Trump, dijo ayer que le “encantaría” forzar un cierre parcial de la Administración, en caso de que los demócratas en el Congreso insistan en que no aceptará n las condiciones que él ha planteado para reformar el sistema migratorio del país, cuyo elemento estrella es la construcción del muro.

“Me encantaría ver un cierre, si no nos conseguimos encargar de este tema. Si tenemos que cerrar [el gobierno federal] porque los demócratas no quieren seguridad, y por otro lado, no quieren encargarse de nuestras Fuerzas Armadas, entonces cerrémoslo, tendremos otro cierre”, advirtió, a un mes para que se cumpla el ultimátum que dio al Congreso para que republicanos y demócratas acuerden un nuevo plan migratorio que lo satisfaga a él.

Criminalización. Trump intentó ayer, una vez más, criminalizar a los inmigrantes, al denunciar la muerte de un jugador de futbol americano en un accidente de tráfico, en el que estuvo envuelto un indocumentado guatemalteco.

“Es vergonzoso que una persona que está ilegalmente en nuestro país matase al linebacker de los [Indianapolis] Colts Edwin Jackson. Es solo una más de tantas tragedias evitables”, escribió Trump en Twitter.

Fue entonces cuando poco después aprovechó la tragedia para relacionarlo con la necesidad de construir un muro en la frontera. “Si no cambiamos la legislación para deshacernos de estos vacíos legales por los que los asesinos y los pandilleros entran en el país, si no la cambiamos, entonces, tengamos un cierre, haremos un cierre y merecerá la pena para nuestro país”, dijo durante una reunión en la Casa Blanca acerca de la pandilla Mara Salvatrucha.

Acuerdo en la cámara baja. La Cámara de Representantes, bajo control republicano, aprobó ayer un nuevo financiamiento hasta el 23 de marzo para el gobierno federal, para impedir que vuelva a quedarse sin fondos este jueves.

Pese a su cómoda aprobación en la Cámara baja, los republicanos necesitan llegar a un acuerdo con los demócratas del Senado para que el proyecto obtenga el visto bueno definitivo.

Después de tres días con la Administración federal paralizada, los demócratas aceptaron su reapertura hasta el 8 de febrero, a cambio de que se sometiera a debate un plan migratorio que conceda la ciudadanía a los “soñadores”. Sin embargo, Trump insiste en que no firmará ningún acuerdo migratorio, si éste no incluye 25 mil millones de dólares para el muro.

Imprimir