La Esquina

La mayor participación de las mujeres en la administración pública se podría leer como el vaso medio lleno, porque hay avances. Pero es mejor leerla como el vaso medio vacío, porque siguen ocupando, desproporcionadamente, los peldaños bajos y porque no se ha cumplido en su cabalidad el concepto de salario igual a trabajo igual. Ese vaso no se llenará hasta que haya igualdad plena.

 

Imprimir

Comentarios