Nevadas en París causan retrasos y cancelación de vuelos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 07 de Febrero, 2018

Nevadas en París causan retrasos y cancelación de vuelos

Nevadas en París causan retrasos y cancelación de vuelos | La Crónica de Hoy

Los aeropuertos de París registraron hoy retrasos y algunas cancelaciones en sus vuelos por los problemas que el temporal de nieve causó en los accesos, que dificultaba la llegada de trabajadores y viajeros.

Un portavoz de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) explicó a Efe que en el aeropuerto de Orly esta mañana local los retrasos eran de una hora, mientras en Charles de Gaulle rondaban los 15-20 minutos.

Insistió en que durante la pasada noche se había limpiado la nieve de las pistas, de forma que ahí no había problemas para mantener la cadencia de despegues y aterrizajes, aunque hacía falta más tiempo para quitar el hielo que se formaba en algunas partes de los aviones.

Sin embargo, la principal compañía francesa, Air France, anunció perturbaciones en su funcionamiento durante la jornada.

Según informaron a Efe fuentes de la empresa, han sido anulados o tienen retrasos un 10 % de los vuelos de larga distancia desde Orly y Charles de Gaulle, un 33 % de los de media y un 50 % de los de corta.

Air France no detalló qué rutas están afectadas por el temporal de nieve.

En el aeropuerto de Beauvais, a 80 kilómetros al oeste de París y utilizado por varias compañías de bajo coste, las dificultades venían de la prohibición que se había establecido a la circulación de los autobuses que conectan con la capital francesa, y que son los que transportan a buena parte de los pasajeros.

La nevada caída en la región de París seguía provocando hoy serios problemas en el tráfico rodado, después del récord de 730 kilómetros de atascos acumulados ayer al caer la noche.

Más de 900 vehículos continuaban a primera hora de la tarde local bloqueados en la carretera nacional RN118, al este de París.

La ministra francesa de Transportes, Elisabeth Borne, pidió a los automovilistas, en una comparecencia ante la prensa, que evitaran en lo posible utilizar el coche privado y que, si tenían que desplazarse, recurrieran al transporte público, el cual "funciona cada vez mejor".

Afirmó que las 70 máquinas que hay en Ile de France para esparcir sal van a trabajar todo el día y la próxima noche, ante el riesgo de que se formen placas de hielo.

Los camiones, que tenían prohibida la circulación desde ayer en toda la región de París, fueron autorizados a partir de mediodía a retomar la ruta, pero sólo por los ejes principales y hasta las 17.00 hora local (16.00 GMT).

Prácticamente ningún autobús circuló durante esta mañana en el área metropolitana de París y hubo numerosos retrasos y anulaciones en los trenes (los de alta velocidad iban a velocidades netamente más bajas por los riesgos que entrañan la nieve y el hielo).

Los servicios meteorológicos seguían manteniendo esta tarde a una decena del centenar de departamentos del país en alerta por la nieve y el hielo, incluidos los ocho de la región de Ile de France.

Las precipitaciones de nieve que se produjeron desde ayer en una amplia banda del norte de Francia llegaron a generar espesores de hasta 30 centímetros en la ciudad de Chartres, 15 centímetros en el aeropuerto de Orly o 12 centímetros en París, la mayor acumulación registrada desde 1987.

Los servicios meteorológicos indicaron que esta tarde van a continuar las nevadas en esas regiones, aunque en menor cantidad, y que se espera entre uno y tres centímetros suplementarios en Borgoña, en el centro del país.

El principal problema es que el frío hace que la nieve caída se convertirá en hielo, lo que hace presagiar que prosigan las dificultades en las carreteras.

Imprimir