Protestan en Israel contra deportación masiva de africanos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 07 de Febrero, 2018

Protestan en Israel contra deportación masiva de africanos

Protestan en Israel contra deportación masiva de africanos | La Crónica de Hoy

Miles de personas, en su mayoría migrantes de Eritrea y Sudán, se manifestaron hoy frente a la embajada de Ruanda en Israel para expresar su rechazo al plan del gobierno de deportar a unas 40 mil africanos en los próximos meses. 

Los manifestantes, africanos solicitantes de asilo, junto con decenas de israelíes, exigieron al primer ministro Benjamin Netanyahu dar marcha tras a su plan, que calificaron de “racista”, y reconocer su calidad de refugiados, según un reporte del Ha’aretz Daily en línea. 

Con pancartas en mano en las que se leían frases como "¡No estamos en venta!" o "¡Alto, alto”, los inmigrantes solicitaron a Ruanda, que se ha comprometido a recibir a los inmigrantes, y su presidente, Paul Kagame, a no cooperar con el régimen israelí. 

“Este es un plan racista y Ruanda no debe participar”, afirmado un manifestante en la protesta contra el plan del gobierno de israelí para deportar a los inmigrantes africanos residentes en los territorios ocupados palestinos. 

El mes pasado, el gobierno israelí anunció que los inmigrantes africanos indocumentados tendrían hasta el 1 de abril para aceptar la oferta de abandonar los territorios ocupados hacia un destino no identificado en África, a cambio de recibir tres mil 500 dólares por persona y un pasaje de avión. 

El domingo pasado, el Ministerio del Interior de Israel emitió notificaciones de deportación para decenas de miles de refugiados africanos para abandonar el país en plazo máximo de 60 días o serán encarcelados. 

Los avisos de deportación fueron enviados a hombres refugiados, que pidieron asilo, que no están casados, no tienen hijos y deben renovar su visa de residencia, unos 20 mil, según un comunicado de la dependencia.

Para encaminar el proceso de deportación, Israel cerrará su centro de retención de inmigrantes de Holot, situado en el desierto del Néguev, en cuyas instalaciones se estima que en actualidad viven 27 mil 494 eritreos y siete mil 869 sudaneses. 

La normativa migratoria en la que se basa el régimen de Tel Aviv para expulsar a los inmigrantes africanos data de 1950 y se rige por una Ley del Retorno, que garantiza la ciudadanía automática israelí a los judíos de cualquier lugar del mundo, que quieran residir en los territorios ocupados.

El Ministerio del Interior considera que unos 40 mil africanos buscan asilo político como refugiados económicos y no políticos, por lo que recomendó a los migrantes regresar a sus países de origen o en su defecto trasladarse a Ruanda o Uganda, donde podrían ser recibidos.

Sin embargo, refugiados eritreos que en el pasado abandonaron Israel con destino a Ruanda, han advertido a sus compatriotas que no se vayan de Israel porque la situación en ese país africano es “muy difícil para los refugiados”.

 Thomas, un eritreo de 29 años, quien ha estado encarcelado en Holot durante los últimos 11 meses, pidió a Ruanda que se niegue a cooperar con la deportación de Israel. "Somos seres humanos. No pueden comprarnos", dijo.

"No necesitamos un Estado, necesitamos los derechos humanos, tampoco hay derechos humanos en Ruanda. No iré a Ruanda . Es mejor ir a la cárcel. He oído mucho sobre Ruanda. La gente se pierde allí ", apuntó.

Imprimir