Academia

El primer británico era negro y con ojos azules: estudio

Un análisis del esqueleto de 10 mil años del hombre de Cheddar, considerado el primer británico, reveló que la pigmentación de su piel era de oscura a negra, el cabello rizado y los ojos azules.

El sorprendente descubrimiento, realizado por científicos de la University College de Londres (UCL) y el Natural History Museum, sugiere que la pigmentación más clara que ahora se considera una característica definitoria del norte de Europa es un fenómeno mucho más reciente.

El trabajo fue llevado a cabo por un equipo de expertos en Evolución Humana y en ADN, y los principales modeladores prehistóricos del mundo, para un nuevo documental de Channel 4, First Brit: Secrets of the 10,000 Year Old Man.

“El perfil genético del Hombre de Cheddar lo ubica junto a otros europeos de la era Mesolítica de España, Hungría y Luxemburgo, cuyo ADN ya fue analizado. Estos cazadores-recolectores migraron a Europa al final de la última edad de hielo y el grupo incluyó a los antepasados del hombre de Cheddar”, explicó en un comunicado el profesor Mark Thomas, del UCL, que estableció su apariencia a partir de los análisis de ADN.

Hoy en día, alrededor del 10% de la ascendencia británica indígena se puede vincular a esa población. El hombre de Cheddar fue desenterrado en 1903 en la cueva de Gough en Cheddar Gorge, Somerset, y ha sido un tema de constante misterio e intriga.

Durante más de 100 años, los científicos han tratado de revelar su historia, planteando teorías sobre cómo era, de dónde venía y qué podía decirnos sobre nuestros primeros ancestros.

Solo ahora, con una investigación líder en el mundo, la tecnología de ADN de vanguardia y la reconstrucción facial podemos ver por primera vez el rostro de este hombre de 10,000 años, y preguntar cómo 300 generaciones más tarde se relaciona con nosotros hoy. (Europa Press)

Imprimir