LXIII Legislatura: Agenda comprometida con México

Jesús Casillas Romero

Mucho se ha destacado que durante las LXII y LXIII Legislaturas del Senado de la República, se ha promovido una de las más intensas y visionarias agendas legislativas de la historia reciente de nuestro país. De esta inercia no podía estar exento el último Periodo Ordinario de Sesiones, que inició con el mes de febrero.

La semana pasada, los diferentes Grupos Parlamentarios del Senado de la República celebraron sus respectivas Reuniones Plenarias para identificar las prioridades legislativas y aquellos asuntos que permitan a nuestro país un mejor escenario para el desarrollo de todos los mexicanos.

Estos trabajos, por lo que respecta a la Fracción Parlamentaria del Revolucionario Institucional, permitieron dar forma a una agenda legislativa que reitera el compromiso para la transformación de México y el trabajo permanente para lograrlo.

Se han realizado cambios de gran trascendencia social, como las necesarias para modernizar  los planes y programas educativos, las telecomunicaciones, la materia laboral, energética, fiscal, económica y financiera, entre otras, con las que se cimentaron las bases para avanzar hacia un país con menor desigualdad, más justo y desarrollado; esto, corroborado por los indicadores que así lo demuestran.

No obstante, conscientes que aún hay asuntos pendientes y áreas de oportunidad que requieren del esfuerzo y trabajo puntual, se incluyeron como una prioridad los temas relativos al combate a la corrupción, el estado de derecho, seguridad y justicia y claro está, el desarrollo social y humano de nuestra población.

Destaca el aumento en las sanciones penales y administrativas por hechos de corrupción para inhibir y castigar estas prácticas, además, como novedad en la prevención, nuevas reglas para que los servidores públicos de nivel superior y legisladores certifiquen su evolución patrimonial de cinco años, de manera previa a ocupar el cargo.

El mal del siglo, el Cambio Climático, ocupa un lugar preponderante en la actividad legislativa, con la implementación de reformas para fortalecer las acciones de mitigación y resiliencia. En materia de desarrollo social, aparece el fortalecimiento a la Estrategia Nacional de Inclusión para la coordinación de los esfuerzos de los tres órdenes de gobierno en esta materia, con la finalidad de sumar el compromiso de todos para abatir rezagos, carencias y cambiar la realidad de muchos mexicanos en situación de vulnerabilidad.

En esta Reunión Plenaria, se analizó con retrospectiva y prospectiva, para hacer un recuento de lo que se ha hecho y subrayar los trabajos pendientes para avanzar en una ruta que permita consolidar el desarrollo de México, con una permanencia en un horizonte de largo plazo.

Para lograr sendos objetivos, es necesario que en el siguiente sexenio persista el compromiso y sensibilidad social en quien habrá de asumir el relevo gubernamental, por lo que los legisladores priistas acordamos cerrar filas con el precandidato a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, como el aspirante más preparado, comprometido y de capacidad probada para materializar los beneficios de una transformación estructural que tanta falta le hace a nuestro país.

En este último Periodo Ordinario de Sesiones de la LXIII Legislatura, una agenda comprometida con México, con perspectiva social y altura de miras, será la herramienta para dar paso a las reformas legislativas que den respuesta a las principales demandas de los mexicanos, y de paso, “cerrar con broche de oro” una de las más notables Legislaturas del Congreso de la Unión.

 

Senador por Jalisco (PRI).

 

 

Imprimir

Comentarios