Espectáculos

Jill Messick se quitó la vida luego de verse involucrada en el caso Weinstein

Luego de la declaración de la actriz Rose McGowan, respecto a la violación que sufrió por parte del productor Harvey Weinstein, Messick se sumió en depresión al verse envuelta en el escándalo, según un comunicado emitido por los familiares de la productora. Ya que en 1997, Messick era mánager de McGowan, época en la que la actriz reveló haber vivido dicha situación.

A finales de enero, el nombre de Messick llegó a los medios a través de los abogados de Weinstein, que divulgaron un correo electrónico suyo como un intento para echar por tierra las acusaciones de violación por parte de McGowan. Sin embargo, en una entrevista, la actriz mencionó que los representantes eran parte de una estructura de Hollywood que silenció los casos de agresión sexual.

La familia comentó  que la fallecida decidió permanecer en silencio ante los comentarios de McGowan, pese a que, según su versión, Messick habló con sus jefes para que tomaran cartas en el asunto tras conocer por parte de la actriz que había tenido lugar un incidente de carácter sexual (no una violación). También hicieron énfasis en dejar claro el pensamiento ideológico de la representante, al mencionar que apoyaba movimientos feministas como Time´s Up.

Imprimir