El último jerarca de Los Zetas, detenido en la capital, sin disparar un tiro | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 10 de Febrero, 2018

El último jerarca de Los Zetas, detenido en la capital, sin disparar un tiro

Heredero de los pistoleros más violentos de las últimas décadas, el llamado Z-43 fue capturado, luego de intensas labores de Inteligencia, en la colonia Roma de la Ciudad de México. Desde el jueves trascendió la noticia, ayer se hizo oficial

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Ayer se confirmó oficialmente la noticia que se conoció desde el jueves en la noche. Un líder, seguramente el último, de la legendaria y desarticulada banda de Los Zetas, fue aprehendido en la Ciudad de México por efectivos de la Marina y puesto a disposición de la PGR.

En el operativo no hubo necesidad de disparar un solo tiro, según indicó el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia. Las fuerzas federales que llegaron hasta el centro de la colonia Roma buscaban a José María N, el Z-43, uno de los 122 objetivos prioritarios.

En una conferencia de prensa en la que estuvo acompañado por el Gabinete de Seguridad, Renato Sales detalló que el detenido es responsable del trasiego de drogas de Sudamérica, específicamente desde Colombia, hasta Estados Unidos. El Z-43, después de ser de una banda criminal dominante en Tamaulipas y Veracruz, además de haber incursionado en varios estados del Pacífico, terminó concentrando sus operaciones en la porosa frontera sur, desde donde mantendría la operación ilícita en la que, además de droga, intervenía en el tráfico de migrantes.

Sales destacó la importancia de esta detención y la condición de ciudadano norteamericano (tiene la doble nacionalidad) del Z-43. Estados Unidos solicitó la extradición de este personaje desde 2005.

“Es señalado como presunto responsable del trasiego de drogas de Sudamérica hacia los Estados Unidos y uno de los principales generadores de violencia en los estados del sureste del país”, dijo Sales.

Según la relatoría de Sales, el Z-43 inició su carrera delictiva en 1988, en Michoacán, pero fue en 2001 cuando se trasladó a Tamaulipas y comenzó a configurarse lo que más tarde sería la poderosa banda de gatilleros Los Zeta.

Este brazo armado empezó a independizarse de sus líderes (los narcos de segunda y tercera generación dentro del Cártel del Golfo) hasta que hacia la mitad de la primera década del siglo tomaron y controlaron plazas en Chiapas y Veracruz.

Sus métodos violentos los hicieron muy visibles, lo que comenzó su combate frontal hasta que desde hace cinco años se hizo evidente que habían perdido poder. Derivado del control en la zona sureste del país, en 2013 el imputado expandió sus operaciones al centro de la República, principalmente en el estado de Puebla”, detalló Sales.

El funcionario federal informó que José María N cuenta con diversas órdenes de aprehensión por delitos contra la salud, tráfico de armas, delincuencia organizada, homicidio y secuestro, tanto en México como en Estados Unidos.

Imprimir