Nacional

Pide Cienfuegos a la Corte analizar LSI “sin presiones”

Revisión de la Ley de Seguridad Interior. El general Salvador Cienfuegos confió en que el análisis de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se haga de manera objetiva, sin prejuicios y sin coacciones

El secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, confió en que el análisis que se dé sobre la constitucionalidad de la Ley de Seguridad Interior en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se hará a detalle y de manera objetiva, sin prejuicios y sin presiones.

Único orador en la ceremonia de conmemoración del 105 Aniversario de la Marcha de la Lealtad, la última de este tipo que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto en su gestión, el general Cienfuegos comprometió que las fuerzas armadas serán respetuosas de los resolutivos que sean vertidos sobre la propia Ley de Seguridad Interior.

Ante integrantes del gabinete de seguridad, titulares de dependencias federales, representantes de los poderes Legislativo y Judicial, generales en retiro, agregados militares y estudiantes del Colegio Militar, Cienfuegos Zepeda expuso que las fuerzas armadas siempre serán respetuosas de las funciones de los poderes del Estado “como invariablemente lo hemos hecho”.

“Las fuerzas armadas nos apegamos a la Constitución y a las leyes que de ella emanan, porque protestamos cumplirla y hacerla cumplir, lo haremos porque sabemos el valor y la importancia de los poderes que nos gobiernan y porque nos sujetamos al poder civil”, indicó tras rendirse los honores correspondientes a Peña Nieto en su calidad de comandante supremo.

“Lo haremos porque siempre seremos leales al cumplimiento de las directivas emitidas por el Ejecutivo Federal, leales a los ordenamientos que emita el Congreso de la Unión, leales a las determinaciones del Poder Judicial de la Federación y leales a la sociedad a la que seguiremos cumpliéndole en estricto apego al estado de derecho y absoluto respeto a sus derechos fundamentales.

Señaló que, ante la serie de fenómenos que afectan a la seguridad en el país, los militares reconocen el esfuerzo del Congreso de la Unión para dotar al Estado mexicano de una ley que establece bases, procedimientos y modalidades de coordinación entre la Federación, las entidades y los municipios para su atención puntual.

Cienfuegos Zepeda dijo que es “una ley que faculta y delimita las responsabilidades y funciones de las diversas autoridades que constitucionalmente les corresponde brindar seguridad a la ciudadanía y preservar las instituciones de la República, cada una en su ámbito de competencia”.

Valoró a la Ley de Seguridad Interior como un “instrumento legal que busca mantener y fortalecer el orden interno, el orden constitucional, el estado de derecho y la gobernabilidad democrática”.

En el acto realizado en el Castillo de Chapultepec, al que acudió la esposa del presidente Peña Nieto, Angélica Rivera de Peña, el titular de la Sedena aludió a la unidad como eje rector de una sociedad.

Señaló que la historia ha demostrado que ante los antagonismos, de origen externo o interno, o ante la incertidumbre y la desgracia, los mexicanos deben dar muestra de unidad.

Por eso, consideró, “la lealtad no puede fundarse en el engaño; donde se privilegia el honor, no tiene cabida la mentira, donde hace falta el honor, la lealtad se convierte en complicidad. Actuar con lealtad es valorar las enseñanzas de nuestra historia, guiarse con justicia y rectitud, reconocer las buenas acciones de los demás, preservar la confianza mutua y acatar la ley, pero, sobre todo, es trabajar por el bien común y la grandeza de México. Las conductas contrarias a estos preceptos llevan a la deslealtad y a la traición.”

Subrayó que las misiones que han cumplido las fuerzas armadas en México atienden a los distintos desafíos que enfrenta la nación.

Estas amenazas y riesgos imponen la obligación al titular del Poder Ejecutivo a emplearlas con el fundamento de las atribuciones que le otorga la Constitución Política, y, por ello, señaló,“atendiendo las instrucciones de nuestro comandante supremo y ante el llamado de la sociedad, hemos coadyuvado con las autoridades para contribuir en la seguridad de los mexicanos”.

En el evento, en el que se conmemoró la gesta protagonizada por los cadetes del Heroico Colegio Militar que escoltaron al presidente Francisco I. Madero en su traslado del Castillo de Chapultepec al Palacio Nacional, el 9 de febrero de 1913, el general Cienfuegos Zepeda recordó distintos sucesos en los que los cadetes del Heroico Colegio Militar “hicieron patente su honor militar y su amor a la patria, siempre en defensa de las instituciones democráticas, y de manera destacada de la presidencial”. En todos esos momentos, “los cadetes hicieron gala de los principios que dan mística y sentido a la carrera militar. Con su actitud definieron el camino de lealtad con honor de las actuales Fuerzas Armadas”, refirió.

En la ceremonia, el presidente Peña Nieto pasó Lista de Honor a los cadetes del Heroico Colegio Militar y de la Heroica Escuela Naval Militar que murieron en defensa de la Patria: Teniente Juan de la Barrera, cadetes Juan Escutia, Francisco Márquez, Agustín Melgar, Fernando Montes de Oca y Vicente Suárez; Teniente José Azueta y cadete Virgilio Uribe.

El jefe del Ejecutivo entregó un reconocimiento a los cadetes del Heroico Colegio Militar: Gustavo Alexander Colín Contreras, Alejandro Reza Villegas e Irma Lorena Loza Melgoza, quienes declamaron la poesía “Lealtad”.

PEQUEÑO ASPIRA A SER SOLDADO

En el Patio Principal del Castillo de Chapultepec, el presidente Peña Nieto saludó al niño José Ángel Aguilar Hernández, estudiante de la primaria Xicohtencatl, en el estado de Tlaxcala quien tiene nueve años. En meses pasados, cuando el presidente filmaba sus spots rumbo al quinto informe de gobierno, lo conoció en Tlaxcala y el menor le manifestó su deseo de ser soldado cuando crezca.

En esta ceremonia, el titular del Ejecutivo le entregó un uniforme militar, y lo exhortó a estudiar y obtener buenas calificaciones para, en su momento, presentar el examen de ingreso a los planteles militares.

Imprimir