El Buzón

Lectores

Errata y comentarios en nuestra web

Señor director:

Una fe de erratas por una publlicación equivocada:

Por un error en la edición del pasado viernes, la información sobre el precandidato Ricardo Anaya, relativa a su posición de respaldo al gobernador Corral, reprodujo una nota de una semana antes en lugar de contextualizar un tema del día. Pedimos una disculpa a nuestros lectores y a nuestro reportero Luciano Franco.

Redacción

 

Y de la actividad en redes sociales, específicamente en torno a las denuncias de Salma Hayek, llegan dos comentarios desde la web, un tanto polémicos, pero finalmente asumidos como opiniones personales:

 

Sanchez Manolo señala en primer lugar:

Qué mujer tan farsante e hipócrita, además de pamplemusa de la farándula,

El otro idiota ya ha de estar acostumbrado a tanto jaloneo.

 

Marichuy Veza comenta sobre la misma nota: Vaya, vaya... no podía salir dice; el caso es que siempre se puede salir, las consecuencias es lo que no quiso aceptar, ¿cuál es la diferencia entre el productor y el esposo? Creo que ninguna, o el esposo se comporta como esposo millonario sin vicios, y la trata como ser humano y sin abusos?

El poder corrompe... y hasta tu, veracruzana, estás corrompida y desde tu condición corrompes.

Lo qué pasa es que no te agrado la cara, ni el bolsillo del productor que según tú te atemorizó.

 

Reiteramos, dos comentarios bastante polémicos que reproducimos sólo en aras de dar a conocer opiniones diversas de nuestros visitantes en web.

 

Y sobre las columnas de Ulises Lara, “Jóvenes y Oferta Electoral”, 

Ana Marisela Jimenez Carrillo, de la siempre querida Universidad Nacional, nos dice:

Hasta donde sé, nadie está protegiendo a los policías los cuales siguen bajo investigación , y ya Mancera dijo que hasta que el mismo Marco Antonio no declare qué fue lo que realmente le pasó, los policías no están libres de cargo.

 

Allison Cabrera Diaz, nos señala:

Yo la verdad difiero del comentario de Ulises de que Mancera está encubriendo a los policías.

Lo que está pasando aquí es que esto se ha vuelto demasiado mediático y estos pseudoescritores se quieren agarrar del caso para aumentar sus lectores. Fatal.

 

Imprimir

Comentarios