La Esquina

Un descanso merecido para los ciudadanos. Se acabó la precampaña, así que (hasta el 30 de marzo) no veremos a precandidatos cargando niños; tampoco tendremos la lluvia de mensajes por WhatsApp y correos ni advertencias de los males que vendrán de no sufragar a su favor. Una pausa que nos deja ver que, con precandidatos únicos, en realidad ya estábamos en campaña. Esto merece una revisada a nuestra legislación.

 

Imprimir

Comentarios