El ICE dispara arrestos de inocentes para hacer feliz a Trump | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 11 de Febrero, 2018

El ICE dispara arrestos de inocentes para hacer feliz a Trump

En 2017, los migrantes detenidos sin haber cometido un delito se más que duplicaron. Según The Washington Post, la finalidad sería cumplir con las expectativas poco realistas del presidente

 El ICE dispara arrestos de inocentes para hacer feliz a Trump | La Crónica de Hoy
El ICE arrestó a 37 mil 734 “no criminales” en 2017, más del doble que en 2016.

El Servicio de Migración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) disparó en 2017 sus detenciones de migrantes ilegales no convictos por ningún delito, según reveló ayer en la noche un extenso reportaje de The Washington Post.

El rotativo capitalino explica que en el pasado año fiscal, las autoridades migratorias de EU arrestaron a 37mil 734 personas “no criminales”, una cifra que representa más del doble de las detenciones de este tipo que hicieron en 2016. Si bien este tipo de detenciones incluyen personas con posibles cargos judiciales pendientes, la mayoría son gente sin ninguna causa pendiente con la justicia.

Por otra parte, los arrestos de migrantes con historial criminal también crecieron ligeramente, hasta llegar a 105 mil 736 casos. Aún así, esta estadística no incluye sólo a criminales peligrosos, sino también a aquellos que han cometido ofensas menores, como manejar sin licencia o entrar en EU de manera ilegal.

Según el diario, la finalidad de este contundente aumento sería cumplir con la promesa del presidente Donald Trump de deportar a “millones” de migrantes integrantes de bandas criminales y cárteles, algo que exige un aumento de las estadísticas de detenciones y deportaciones.

ABUSOS. Uno de los ejemplos de estos casos fue una madre de Virginia que fue deportada a El Salvador en junio pasado tras 11 años en EU, todo, porque la pararon en un control de tráfico. Otro caso fue un hombre de Connecticut, casado con una mujer estadunidense y sin un historial criminal, que fue expulsado la semana pasada a Guatemala.

El nuevo enfoque de la administración Trump da mayor potestad al ICE para decidir a quién detiene, y ejercer este poder a nivel de calle, lo que ha significado que las citas periódicas con la agencia suponen ahora un gran riesgo de terminar arrestado, algo que no ocurría durante los últimos años de la era de Barack Obama.

Aun así, es cierto que las cifras actuales están todavía muy por debajo de las de los primeros años de Obama, algo que el ICE explica porque, en su opinión, ahora existe una mayor resistencia social a las deportaciones.

“Para alguna gente los arrestos son casos de falta de empatía, por ejemplo, gente que ha estado aquí, mucha gente, pero la realidad es que son gente que ha burlado al sistema”, aseguró al Post Matthew Albence, director ejecutivo asociado de la agencia.

SIN RUMBO. Discrepa John Sandweg, exdirector interino del ICE, que asegura que la agencia no puede manejar más de 200 mil deportaciones al año. “Cuando eliminas las prioridades, eliminas los incentivos para los agentes para acechar a los criminales; ahora su trabajo es sólo llenar las camas” de los centros de deportación, denuncia.

 

Imprimir