Nacional

Aumentaron los créditos a trabajadores con menor salario

Hacer realidad el derecho constitucional de sus derechohabientes a adquirir una vivienda digna y decorosa sin importar su cajón salarial es la razón de ser del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) que dirige David Penchyna Grub.

Al cierre de 2017, la colocación de financiamientos tuvo un incremento respecto a 2016 en todos los segmentos; registrándose el mayor volumen en el rango salarial de 2.6 UMAs, en el que se colocaron 130 mil 619.

En el segmento de quienes ganan entre 2.6 y 4 UMAs el Instituto otorgó 97 mil 650 créditos, 7 por ciento más respecto al año anterior; el rubro que más creció fue el de 4 a 5 UMAs, que pasó de 28 mil 214 a 31 mil 663, lo que representa 12.1 por ciento de incremento.

Al cumplir con la instrucción de la Política Nacional de Vivienda de la Administración del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el Infonavit da prioridad a los sectores de menores ingresos; por ello, desde el pasado 1 de marzo cambiaron las Reglas de Operación de los Subsidios y ahora se destinan a trabajadores que perciben entre 1 y 2.6 UMAs, de tal manera que este segmento recibió el año pasado un cheque promedio de hasta 255 mil 787 pesos, mientras que en 2016 lo máximo fue de 231 mil 719 pesos, un incremento de 10.4 por ciento.

El nuevo Plan de Crédito, que entre otras modificaciones implica un incremento en el monto máximo de financiamiento, de 921 mil pesos a 1.7 millones de pesos, dio como resultado una mayor derrama económica: 79 mil millones de pesos más que el promedio de los últimos años, así como un crecimiento del 8 por ciento en la colocación hipotecaria y un aumento en número y suma por cajón salarial.

A unos meses de llegar al crédito 10 millones, el Instituto cumple con su función social de ser una opción tangible para los trabajadores, especialmente para las familias que no podrían formar un patrimonio.

Imprimir