Cierre al estilo rockstar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 11 de Febrero, 2018

Cierre al estilo rockstar

Anaya termina su precampaña en Coatzacoalcos moviéndose por todo el templete y arengando a sus seguidores. Junto con Yunes Márquez deposita su voto en la interna del PAN

Cierre al estilo rockstar | La Crónica de Hoy
Ricardo Anaya trepó eufórico la estructura metálica del templete.

Al grito de “a ganar con Miguel Ángel Yunes”, Ricardo Anaya optó por quedarse en Veracruz, un estado con nutrido número de votantes, para realizar el cierre de su precampaña. El grito, sin el segundo apellido, era aplicable al gobernador estatal, pero en realidad se refería al hijo del mismo y aspirante a sucederlo en el Ejecutivo estatal.

En el parque principal de Coatzacoalcos, Veracruz, Anaya apostó por mostrar lo que diferentes analistas han señalado como una cualidad, que lo ha hecho lo mismo atractivo a votantes indecisos y lo ha mostrado poco vulnerable a los ataques: para muchos electores luce joven y fuerte. Y así se comportó ayer, hablando enfáticamente, moviéndose a lo largo de su tarima-escenario en donde en ocasiones se asemejó a un rockstar.

Trepó algunos metros de la estructura metálica que sostenía el templete para contemplar a sus seguidores desde lo alto y arengarlos a que hicieran la V de la victoria, a que aclamaran a Yunes, a que se gritaran vivas a Veracruz y a México.

En tierras veracruzanas, gobernadas por un neopanista como Yunes Linares, la política es el desayuno diario. Una vez que se hizo evidente el interés de Anaya por esta entidad, diferentes medios locales comenzaron la ofensiva. Unos comentaban el eventual coqueteo del gobernador con José Antonio Meade,  la eventualidad de que los votos yunistas se dividieran (en la urna presidencial para el PRI y en la estatal para Yunes Márquez, el hijo que quiere suceder al padre).

Pero ayer Anaya tuvo un día redondo. El apellido más importante del estado estuvo a su lado, ambos sufragaron juntos en la interna panista, mostraron su voto a las cámaras. Una papeleta con un solo candidato. Anaya votó por sí mismo y Yunes Márquez también por Anaya.

El centro del discurso de Anaya fue otro elemento que los analistas han destacado desde hace unas semanas. Para este joven y pragmático político, lo que más le conviene es que la contienda sea de dos, entre él y el puntero, lo que explica que haya aludido a que las encuestas lo colocan en empate técnico con Andrés Manuel López Obrador.

Más claro no podía ser en su discurso: “El PRI se desfondó en su campaña, está en ruinas”, aseguró, “y Morena ya se estancó”. Anaya aseguró a los suyos que sólo la coalición PRD-PAN-MC, Por México al Frente, está creciendo y esas tendencias se mantendrán en la etapa propiamente electoral, que va de abril a junio.

La agencia informativa Notimex destacó que el precandidato Anaya confió en ganar la contienda electoral del próximo 1 de julio para lograr un cambio profundo en México, así como el mensaje de agradecimiento a los veracruzanos por mostrar su apoyo al PAN en las campañas presidenciales.

Finalmente, Anaya votó en la elección interna panista, una formalidad que da sustento a semanas y semanas que fueron de precampaña sin rival (el propio PRD se encargó de bajar de la contienda a Miguel Ángel Mancera) y que tendrán continuidad a partir del 30 de marzo.

Imprimir