Retos y oportunidades para el IMSS ante sus 75 años - Ernesto Rubio del Cueto | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 12 de Febrero, 2018
Retos y oportunidades para el IMSS ante sus 75 años  | La Crónica de Hoy

Retos y oportunidades para el IMSS ante sus 75 años

Ernesto Rubio del Cueto

Con mi especial reconocimiento al cuerpo médico del Instituto Mexicano del Seguro Social, por su entrega, lealtad y labor social, fundamentales para fortalecer a los más necesitados y a sus familiares

Uno. La celebración de los aniversarios de una institución constituyen una oportunidad para examinar su pasado con objetividad y evaluar su desempeño para determinar si en el presente se está cumpliendo y se están logrando con éxito las políticas sociales, financieras y administrativas que dan lugar al cumplimiento de los nobles objetivos sociales para los que fue creada y sobre todo, nos brindan la magnífica oportunidad de ver hacia el futuro y de poder diseñar las propuestas que perfeccionen el funcionamiento y operación de la propia Institución.

Dos. El 19 de enero de 1943 se constituyó el IMSS como un organismo público descentralizado con personalidad jurídica y patrimonio propios, de integración operativa tripartita, en razón de que a la misma concurren los sectores público, social y privado.

Tres. Después de 75 años de su creación, el IMSS es la institución de seguridad social más grande de Latinoamérica. A diciembre de 2017 contaba con 19.4 millones de trabajadores asegurados y una población derechohabiente de 66 millones de personas. Además, brinda servicios médicos de primer y segundo niveles de atención a población que no cuenta con seguridad social a través del Programa IMSS-Prospera (12.4 millones de personas).

Cuatro. Hoy como entonces, el Instituto Mexicano del Seguro Social se ha erigido como el organismo de seguridad social de más alta envergadura en nuestra sociedad. Como instrumento de expresión de la solidaridad social, ha garantizado el derecho humano a la salud, a la asistencia médica, a la protección de los medios de subsistencia y a los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo. En las Reformas a la Ley aprobadas en diciembre de 2001 se fortalecen el carácter público tripartita y solidario del Instituto, a la vez que se consolidaron su autonomía financiera y las facultades de su H. Consejo Técnico.

Cinco. En el IMSS, Organismo Fiscal Autónomo (artículo 270, LSS) fundado el 14 de enero de 1943 como organismo tripartita (gobierno, trabajadores y patrones, fórmula exitosa que debe ser perfeccionada), se protege a los asegurados y derechohabientes en materia de riesgos de trabajo; enfermedades y maternidad, invalidez y vida; retiro, cesantía en edad avanzada y vejez; guarderías y prestaciones sociales. El sector empresarial participa en la Asamblea General (autoridad suprema del Instituto), a través de las “Organizaciones Patronales”, en el Consejo Técnico (Órgano de Administración Supremo y vigilante del equilibrio financiero para cumplir con los fines del Instituto), representado por tres vocales de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamín) y uno de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), y en la Comisión de Vigilancia (vigilar inversiones, sugerir ahorros para el retiro y con ello, responder a la demanda de servicios y a las necesidades de la población, con oportunidad y transparencia), actualmente solo por Concanaco-Servitur.

El Consejo Técnico debe impulsar el buen gobierno y la transparencia, y para ello la integración y la formación de comisiones y comités ad hoc para atender con oportunidad, calidad y suficiencia de recursos las múltiples demandas y necesidades de los asegurados y sus familias, es vital.

La regionalización del IMSS, a través de los Consejos Consultivos Delegacionales, permite atender las necesidades específicas determinadas por la geografía, la demografía y las condiciones socioeconómicas de las entidades federativas agrupadas en cada Consejo con representación tripartita.

Por otro lado, hace casi 14 años creamos y autorizamos en el H. Consejo técnico las Unidades Médicas de Alta Especialidad (25) dentro del Sistema IMSS, reportándose a los Directores de dichas Unidades a la Dirección General del Instituto, bajo la coordinación de la Dirección Médica. Siguiendo la estructura tripartita, se crearon las Juntas de Gobierno como máximo órgano administrativo con la participación de dos representantes de los sectores patronal y obrero, y a partir del inicio exitoso de operaciones en estas instituciones, orgullo del IMSS y del país en la atención médica del 3er. nivel, con toda claridad se detectó que su estructura, funcionamiento y abasto debería ser perfeccionado para que cumplieran con sus nobles objetivos y a la vez se propiciara la investigación y la autogeneración de recursos propios, proceso que lamentablemente sigue pendiente y que debería culminarse para evitar el deterioro de los hospitales.

RETOS Y OPORTUNIDADES FUTURAS

Ante tal realidad, panorama y necesidad de avanzar o consolidar la universalidad de los servicios de salud que ha sido meta y propósito de los últimos gobiernos y ante la estructura institucional existente derivada de la segmentación de los servicios, considero que los siguientes temas deben ser relevantes y prioritarios:

A lo largo de sus 75 años, el IMSS ha sido un pilar de la paz social y de la justicia social en el país. De acuerdo con las estadísticas oficiales, el IMSS otorga servicios médicos y prestaciones económicas y sociales a más de 75 millones de derechohabientes. Esto lo convierte en el instituto de seguridad social más importante de Latinoamérica.

Desde la primera edición del Informe que sobre su situación financiera debe el IMSS entregar al Ejecutivo y al Congreso cada año, ha quedado claro que la viabilidad financiera del Instituto en el largo plazo no se encuentra garantizada.

El crecimiento del empleo formal ha generado que la recaudación de cuotas obrero-patronales del IMSS se haya visto beneficiada con un crecimiento de 19.5% en términos reales durante los primeros cuatro años de la presente administración.

De diciembre de 2008 a diciembre de 2017 el número de trabajadores asegurados se incrementó en 37%, al pasar de 14,178,117 a 19,418,455. Si bien es cierto que el crecimiento de la base de trabajadores asegurados por el Instituto tiene un efecto positivo inmediato sobre la recaudación de cuotas obrero-patronales, también es cierto que con cada asegurado adicional también crecen las obligaciones del IMSS al enfrentar un mayor número de derechohabientes que requieren de atención médica y otras prestaciones.

En 2016, en conjunto el Seguro de Enfermedades y Maternidad (SEM) y el Seguro de Salud para la Familia (SSFAM) tuvieron un ingreso promedio de 4,060 pesos por derechohabiente, mientras que su gasto promedio fue de 4,940 pesos por derechohabiente.

Es decir, al final del día, es imposible soslayar que los seguros del Instituto relacionados con la atención de la salud de los derechohabientes siguen siendo deficitarios y lo seguirán siendo mientras persista el desbalance estructural entre primas y gasto, del cual se ha hablado desde hace varios años.

Atender la creciente demanda de servicios médicos, se convierte en un reto cada vez más complicado. El IMSS requiere cada vez más personal, infraestructura y equipo para cumplir con sus obligaciones. El fuerte incremento de la población derechohabiente de los últimos años no se ha visto compensada con un incremento igual en el número del personal médico o de camas hospitalarias.

Mientras que en 2011 el número de médicos especialistas por cada mil derechohabientes adscritos a médico familiar era de 0.57, en 2016 ese número había ya descendido a 0.53. Asimismo, entre 2011 y 2016, el número de médicos familiares por cada mil derechohabientes adscritos se redujo de 0.43 a 0.37.

El deterioro en la capacidad hospitalaria ha sido también considerable. En 2011, el IMSS contaba con 0.82 camas censables por cada mil derechohabientes adscritos a médico familiar, una cantidad ya de por sí baja en relación con requerimientos. Para 2016, sin embargo, dicha cantidad se había reducido a sólo 0.72 camas censables por cada mil derechohabientes adscritos.

Hasta noviembre de 2017, existía ya un incremento de 2.56 millones de derechohabientes adscritos a médico familiar respecto a diciembre de 2016. Sólo para evitar un mayor deterioro de la capacidad hospitalaria se requerirían entonces 1,843 camas censables adicionales entre enero y noviembre de 2017.

Si la tendencia se sostuvo durante el último mes del año que acaba de terminar, es posible calcular que el Instituto requiere construir alrededor de 14 hospitales de 144 camas por año, sólo para mantener su capacidad hospitalaria. Por todo ello hace 15 años constituimos la Fundación IMSS para respaldar la investigación y equipamiento.

Ésta es una tarea titánica para cualquier prestador de servicios de salud y dicha tarea se hace todavía más difícil en un contexto en el cual el SEM y el SSFAM acarrean un déficit acumulado equivalente a 12 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto.

En este escenario, una de las formas en que el IMSS puede incrementar su capacidad hospitalaria es involucrando recursos privados que coadyuven con los recursos públicos para garantizar la disponibilidad de servicios para los derechohabientes.

El proceso actualmente en marcha para la construcción de cuatro hospitales bajo el esquema de Asociaciones Público-Privadas (APP) es un paso importante en la dirección correcta pues se prioriza el papel del IMSS como prestador y comprador de servicios para sus derechohabientes. Estos cuatro hospitales agregarán un total de 844 camas censables al Instituto, pero su inicio de operaciones se espera que ocurra hasta 2019.

A pesar de los superávits financieros que se han obtenido en los últimos dos años, las autoridades reconocen que la viabilidad financiera del IMSS solamente está garantizada hasta 2020. A partir de ese año, la capacidad para atender las obligaciones con sus derechohabientes se podría ver mermada.

En este contexto, la próxima administración deberá tener entre sus prioridades proponer, analizar y evaluar distintas alternativas que garanticen la viabilidad financiera de largo plazo para el IMSS.

Tomando en cuenta la magnitud de los retos futuros, se deben considerar alternativas que vayan más allá de cambios administrativos que únicamente solucionen problemas en el plazo inmediato.

Para ello, la discusión de los temas que definirán el futuro del Instituto deberá darse en el marco de la mayor transparencia y buscando la corresponsabilidad de todos los actores que tienen algo que aportar para el beneficio de esta gran institución, incluyendo la participación activa de la sociedad civil.

Un mecanismo que contribuiría a lograr lo anterior pudiese considerar el fortalecimiento del órgano máximo de gobierno del Instituto, su Consejo Técnico, para incluir la figura de Consejeros Independientes, que ya ha sido incorporada en la toma de decisiones de otras instituciones como PEMEX y la Comisión Federal de Electricidad y fortalecer la Comisión de Vigilancia.

De inmediato cumplir con el compromiso contraído en la penúltima Asamblea Anual de consolidar la portabilidad, la homogeneidad en la prestación de servicios, la subrogación, la credencial ÚNICA,  el sistema consolidado de compras, etc., factores esenciales en la prestación Universal de Servicios de Salud. Desde luego, consideración especial merece la revisión profunda de costos y beneficios existentes en el Contrato Colectivo de Trabajo

Y al margen de todo esto continuar con el Liderazgo y buen Gobierno de la AFORE XXI – Banorte que es un pilar en la estructura del Sistema del Ahorro para el Retiro.

 

Nota:

Este artículo, está basado en las siguientes fuentes oficiales:

Informes al Ejecutivo y al Congreso de la Unión sobre la situación financiera y los riesgos del Instituto Mexicano del Seguro Social (varios años).

Informes financiero y actuarial (varios años)

Informes de labores y Programa de Actividades (varios años).

Informes de servicios personales (varios años)

Programa Institucional del Instituto Mexicano del Seguro Social 2014-2018.

Informes de logros del Programa Institucional del Instituto Mexicano del Seguro Social 2014-2018 (varios años).

Cuenta Pública (varios años).

Memoria Estadística del IMSS (varios años).

Cubos de Información Directiva del IMSS.

Expresidente de Concamin; Exconsejero Técnico Constituyente Fundación IMSS, miembro Junta de Gobierno Hospital General de México y presidente del Consejo Promotor de Derecho y Salud de la Fundación Mexicana de la Salud, entre otros

Imprimir

Comentarios