Deportes

Arrestan a Esteban Loaiza en California con 20 kilos de cocaína

El exlanzador mexicano fue detenido, en principio, por una infracción menor de tránsito; durante el procedimiento se descubrió en su auto un sofisticado sistema para ocultar droga

Tras una carrera de 14 años en el beisbol de Grandes Ligas, lapso en el que ganó más de 43 millones de dólares en contratos, y con una pensión de 100 mil dólares anuales, el expitcher mexicano Esteban Loaiza fue capturado el pasado viernes por la policía de San Diego, California, en posesión de 20 kilogramos de cocaína y heroína.

Loaiza, segundo lanzador mexicano con más triunfos en Ligas Mayores, con 126, sólo por debajo de Fernando Valenzuela, que consiguió 176 victorias, fue arrestado y conducido al centro de reclusión South Bay, en donde se le impuso una multa de 200 mil dólares y tendrá que comparecer mañana ante la Corte californiana.

La acusación que enfrenta el expelotero de 46 años, que debutó en las Ligas Mayores con los Piratas de Pittsburgh en 1995, contempla tres cargos, que son: posesión, transporte y venta de narcóticos.

Los informes indican que Loaiza Veyna, en primera instancia, fue detenido por cometer una infracción de tránsito menor; sin embargo, al momento de estar en el procedimiento de revisión del automóvil que conducía el expelotero mexicano, la policía de San Diego descubrió un sofisticado sistema para ocultar droga.

En seguimiento a la investigación, la policía acudió con una orden de cateo a la casa que Loaiza rentaba en Imperial Beach, California, desde principios de este mes, en donde se encontraron los 20 kilogramos de la droga con un valor estimado de 500 mil dólares, según los registros del Departamento del Sheriff del Condado de San Diego.

Loaiza jugó con Piratas de Pittsburgh, Rangers de Texas, Azulejos de Toronto, Medias Blancas de Chicago, Yankees de Nueva York, Nacionales de Washington, Atléticos de Oakland y Dodgers de Los Ángeles.

En Chicago fue donde el nacido en Tijuana, Baja California, tuvo sus mejores momentos, pues en la campaña 2003 logró 21 triunfos, lo que le valió ser el abridor del Juego de Estrellas por la Liga Americana y quedó segundo en la votación para el premio Cy Young en ese año.

En esa temporada con los Medias Blancas, fue líder en ponches, segundo en victorias y tuvo el tercer mejor porcentaje de carreras limpias de la Liga Americana. Loaiza tiene un récord de por vida de 126 victorias con 114 derrotas, con efectividad de 4.65 en un total de 333 aperturas.

Durante su paso por los Yankees no le fue muy bien, pues en seis aperturas ganó uno y perdió dos. Su última aparición en la Gran Carpa fue en 2008, cuando lanzó tres entradas para los Medias Blancas.

Se calcula que ganó más de 43 millones de dólares durante su trayectoria en Grandes Ligas, además de que tiene una remuneración anual de 100 mil dólares por haber jugado más de una década en las Ligas Mayores.

Además militó con los Diablos Rojos de la Ciudad de México en la Liga Mexicana de Beisbol y en el invierno formó parte de las Águilas de Mexicali, en la Liga Mexicana del Pacífico.

El primer altercado de Loaiza con la justicia estadunidense fue en junio de 2006, cuando fue detenido por conducir ebrio y a exceso de velocidad en una carretera californiana; y en 2013 fue arrestado en Tijuana por consumir alcohol a bordo de un taxi.

La fama deportiva de Loaiza se potenció al casarse con la fallecida cantante Jenni Rivera, con quien estuvo desde 2010 hasta su separación en octubre 2012. Rivera, que estaba en el punto más alto de su carrera musical, falleció en un accidente aéreo en diciembre de ese año, mientras se tramitaba el divorcio.

Loaiza, tras la muerte de Rivera, sostuvo una relación con la cantante Cristina Eustace, con quien procreó un hijo; sin embargo, se separaron en malos términos y actualmente el exjugador no tiene contacto con su hijo, Esteban Andrés.

Imprimir