Ceremonia sin flores: los estereotipos femeninos no son cosa del pasado | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 12 de Febrero, 2018

Ceremonia sin flores: los estereotipos femeninos no son cosa del pasado

Ceremonia sin flores: los estereotipos femeninos no son cosa del pasado | La Crónica de Hoy

¿Aún estamos en una época donde las mujeres deben complacer a todos?, es una pregunta que surge al ver la puesta en escena Ceremonia sin flores. Una obra que amplía la visión acerca de un mundo opresor y la forma de vida de cuatro mujeres que no ven más allá de sus tradiciones y sus creencias.

Bajo la producción de Samuel Sosa, Ceremonia sin flores se presenta en el Foro Apoco No, temporada que los amantes de la dramaturgia podrán disfrutar a partir del 7 de marzo.

Aunque parezca que habla desde el individualismo de la mujer, es una obra para el público en general... que trae consigo la voz de algunas mujeres de la época actual, a partir de los estereotipos que fueron y los que ahora son: el tratar de complacer a otros, encasillándose en diversas etiquetas.

Las actrices Carmen Ramos, Fernanda Echeverría, Fernanda Bada y Gabriela Guraieb, cuentan la historia de cuatro mujeres (la novia, la madre, la hermana y la madrina); todas ellas están atrapadas en el mismo juego, por lo que hacen todo lo necesario para agradar a los demás.

Acompañadas de tres músicos en el escenario, comienzan a sonar los instrumentos, remontados en una fiesta en salón con altar incluido. Carmela, madre devenida en wedding planner, organiza todo con la cautela de una niña jugando en su casita de muñecas. La novia, la madrina, la soltera.

Todas vestiditas para la ocasión. Las cosas parecen de una puesta perfecta, pero la cascada de chocolate resulta fondue y las magnolias robustas comienzan a marchitarse. Los zapatos de una abuela poeta que ya no está son la herencia perfecta para una nieta, ahora novia, que espera resignada. La música no para de sonar, Carmela juega y tiene soluciones para calmar los nervios pero no para calmar el alma. Adentro de cada una de ellas algo intenta abrirse paso, intentando huir de un ritual que ya no les pertenece.

Es una comedia negra, con personajes que tienen distintos cambios en la trama; todo en torno a una boda que está por celebrarse. Con la opresión de la familia, la novia no puede llevar a cabo sus gustos y forma de pensar, algo que puede resultar muy familiar para algunas personas.

Tener siempre en cuenta la opinión de la familia a veces no resulta ser tan viable, por eso, uno de los mensajes que se plasma en la obra es el de luchar por los objetivos y sueños propios.

Ceremonia sin flores, trae la magia de hacer reír en algunos momentos, pero también de reflexionar sobre los límites que existen entre las relaciones y la responsabilidad de quien toma una decisión propia o por influencia de otros.

Imprimir