Mundo

La justicia británica ratifica la orden de detención contra el fundador de Wikileaks

El Tribunal de Magistrados de Westminster rechazó ayer los argumentos de la defensa del fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, que pedía se levante la orden de detención que pesa sobre él en Reino Unido al considerarla una medida “arbitraria, poco razonable y desproporcionada”.

La jueza Emma Arbuthnot, quien hace una semana rechazó levantar la orden de arresto contra Assange, consideró en su sentencia que la orden de detención es una “respuesta proporcionada” ante su ruptura de la libertad condicional, “incluso cuando el señor Assange ha visto restringida su libertad durante varios años”.

“Los acusados en libertad condicional en todo el país, así como las personas que afrontan una extradición, se presentan ante los tribunales para afrontar las consecuencias de sus propias decisiones” y “él ­(Assange) debería tener el coraje de hacer lo mismo”, y presentarse, agregó la juez.

Imprimir