Bienestar

Besos, más que una expresión de amor.

todas las personas deberíamos besar más seguido si queremos alargar la vida y hacerla más saludable y placentera.

Provocan que el cuerpo libere hormonas que mejoran nuestro ánimo

Los besos además de ser una maravillosa forma de expresar amor, tienen muchos beneficios para la salud, ya que provocan que el cuerpo libere hormonas que mejoran nuestro ánimo, funcionan como antidepresivos naturales y dilatan los vasos sanguíneos, reduciendo el dolor.

Deliciosos y apasionados, tiernos y espontáneos, un beso puede ser un micro entrenamiento saludable para el corazón y una buena forma de conectar con la persona que te importa.

Por si fuera poco, ayudan adelgazar porque aceleran el metabolismo, combaten problemas dentales al producir mayor cantidad de saliva y disminuyen los síntomas de las alergias.

Por ello, todas las personas deberíamos besar más seguido si queremos alargar la vida y hacerla más saludable y placentera.

Pero veamos cómo actúan:

Al besar se movilizan secreciones hormonales que aumentan las defensas naturales, y cuando se intercambia saliva con una persona sana, ésta actúa como una vacuna natural contra ciertos gérmenes.

Las endorfinas que se producen al besar tienen la propiedad de actuar como un sedante que reduce dolores. Lo que también sucede porque se dilatan los vasos sanguíneos, lo que es muy recomendable para aquellas personas que sufren a menudo dolores causados por enfermedades inflamatorias como artritis, fibromialgia, fatiga crónica, problemas musculares o jaquecas.

Besar es también un antidepresivo, ya que hace que nuestro cuerpo libere oxitocina, la hormona que hace que nos sintamos con buen ánimo por lo que  es una alternativa fabulosa para combatir momentos de estrés, tristeza, angustia, depresión o ansieda y en las familias donde se besan las parejas, hay más felicidad.

Besar previene problemas cardiovasculares al disminuir el estrés. Por eso, además de llevar una buena alimentación hay que tomar en cuenta la deliciosa terapia de besar a menudo, ya que al aumentar la frecuencia cardiaca se regula la presión sanguínea.

Al besar se ejercitan hasta 30 músculos faciales, lo que ayuda a mantener el cutis firme, suave y joven, convirtiéndose el besar en una terapia antienvejecimiento.

Según estudios, al besarnos en la boca e intercambiar saliva, se mezclan unas 40.000 bacterias inofensivas, pero las cuales son recibidas como defensas naturales de nuestra saliva. Al estimular la secreción natural de la saliva, s regeneran y eliminan partículas y patógenos por las sustancias desinfectantes que contiene. De esta manera se disminuye el ácido que es el que ocasiona placa, caries y todo tipo de problemas dentales, previniéndolos.

Por si fuera poco, besar provoca que quememos algunas calorías, no sólo por el movimento sino por las emociones que se desprenden, lo cual De esta manera se acelera el metabolismo y se queman más calorías.

A nivel emocional, besar nos hace sentirnos queridos y nos permite sentirnos una parte importante en la vida de la persona a la que besamos. Es un acto que, según la situación de las personas, nos puede llevar a estados de satisfacción generada por el acto de amar, de compartir, de dar y recibir, aumentando y fortaleciendo la autoestima.

Durante el acto de besar se estimula la producción de histamina, la cual alivia y previene la aparición de los síntomas que ocasionas las alergias, como son los estornudos, la congestión ocular o la secreción nasal.

Así que este día del amor y la amistad, debemos recordar que el besar a la persona amada, abrazar a los que nos rodean y decirles que los amamos cada vez que se pueda, son manifestaciones que permiten tener una vida más placentera y dichosa.

Imprimir