Nacional

Cae poder adquisitivo de los mexicanos: Coneval

La población con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria aumentó de 40 por ciento a 41 por ciento entre el cuarto trimestre de 2016 y el cuarto trimestre de 2017, informó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Al dar a conocer el Informe sobre el Indice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) al cuarto trimestre de 2017, el Coneval señaló que el poder adquisitivo del ingreso laboral disminuyó 2.5 por ciento entre el cuarto trimestre de 2016 y el cuarto trimestre de 2017.

El aumento en la población con un ingreso laboral inferior a la línea de bienestar mínimo, explicó el Coneval, se debe principalmente al aumento del valor de la canasta alimentaria de nueve por ciento en zonas urbanas y 8.7 por ciento en zonas rurales, así como por una disminución en el ingreso laboral real.

Mencionó que en 20 de las 32 entidades federativas aumentó el porcentaje de población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral, entre ellos los estados de Hidalgo, Ciudad de México y Tabasco, con incrementos de 8.6, 6.8 y 5.9 puntos porcentuales entre el cuarto trimestre de 2016 y el cuarto trimestre de 2017, respectivamente. 

En contraste, en el mismo periodo, los estados de San Luis Potosí, Zacatecas y Michoacán reportaron una disminución del porcentaje de 6.2, 3.1 y 3.0 puntos porcentuales, respectivamente.

El Coneval detalló que en el cuarto trimestre de 2017 el poder adquisitivo del ingreso laboral bajó 1.4 por ciento; sin embargo, durante el mismo lapso se redujo el porcentaje de la población con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria de 41.8 a 41.0 por ciento, esto debido a un incremento en el número de personas ocupadas en los estratos socioeconómicos de menores ingresos.

Señaló que el ingreso laboral per cápita real disminuyó de 2.5 por ciento entre el cuarto trimestre de 2016 y el cuarto trimestre de 2017, al pasar de mil 711.62 pesos a mil 669.31 pesos. 

El Coneval indicó que para calcular el ITLP utiliza, desde el 2010, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 

Si el ingreso laboral aumenta más que el valor de la canasta alimentaria, el poder adquisitivo del hogar mejora y el ITLP tiende a bajar. 

De forma inversa, si el precio de los alimentos de la canasta alimentaria aumenta más que el ingreso laboral, el poder adquisitivo disminuye, por lo que el ITLP tiende a subir.

Aclaró que ni el ITLP ni el porcentaje de la población con ingreso laboral inferior a la línea de bienestar mínimo constituyen mediciones de pobreza, ya que no incluyen todas las dimensiones y conceptos que señala la Ley General de Desarrollo Social. 

Sin embargo, estas dos variables sirven como señal preventiva de corto plazo sobre el ingreso laboral de las familias y su relación con la evolución del valor de la canasta alimentaria.

Imprimir