Xochimilco, Patrimonio Cultural de la Humanidad que debemos preservar

Jany Robles Ortiz

En diciembre de 1987, Xochimilco fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

En la actualidad, la incontrolada presencia de asentamientos irregulares, sobrepoblación e inseguridad, así como el ambulantaje y la contaminación que provocan descargas del drenaje a sus canales, colocan a esta demarcación en peligro de perder su identidad, sus áreas naturales y sus zonas arqueológicas.

Especialistas y académicos advierten la necesidad de impedir los grandes proyectos de construcción y urbanización en zonas de infiltración, a fin de preservar espacios verdes de captación de agua y seguir alimentando al acuífero para tener un balance hídrico.

Organizaciones de la sociedad civil trabajan permanentemente para resolver los grandes problemas que afectan a la delegación y exigen respuestas concretas e inmediatas de autoridades. Sin embargo, sucesivamente, administraciones de distintas filiaciones políticas han ignorado los arcaicos problemas que enfrentan en la región, como la contaminación del agua de sus canales y el hundimiento de la tierra por la explotación de sus mantos acuíferos, lo que provoca profundas grietas y socavones.

Aunado a los grandes conflictos ambientales y urbanos que enfrentan los habitantes de la delegación Xochimilco (415 mil 933 personas), cifras de organismos como el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), así como de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) señalan que el 2.8 por ciento de su población (11 mil 886) sufre de pobreza extrema, en tanto que 11 por ciento (48 mil 248) no tiene acceso a una buena alimentación y 22.4 por ciento (93 mil 169) carece de servicios de salud.

Sin aspiraciones personales ni intereses partidistas, ciudadanos, legisladores e instituciones debemos trabajar unidos para garantizar un proyecto integral de recuperación y conservación de ese importante pulmón verde, reservorio de agua, flora y fauna en la Ciudad de México, y promover políticas públicas que permitan un pleno desarrollo y el bienestar de todos sus habitantes.

@JanyROrtiz

 

Imprimir

Comentarios