Visión de Infraestructura Binacional

Arturo De las Fuentes Hernández

Uno de los mayores retos durante el proceso de instrumentación de un proyecto de infraestructura binacional consiste en la formulación de una visión integral del proyecto, que lo considere tanto de forma individual como parte de un sistema de cruces y puentes internacionales a lo largo de la frontera México - Estados Unidos.

La formulación de esta visión parte de la idea de que la localización de un proyecto de esta naturaleza en un determinado punto de la frontera está fundamentado por un lado, en las necesidades y demandas de una determinada zona, pero también en la dinámica comercial y las prioridades de las agendas nacionales de ambos países.

Al tratarse de la frontera más dinámica a nivel mundial, tanto en tránsito de personas como de mercancías, debemos tomar en cuenta que este sistema se caracteriza por ser complejo, diverso y dinámico a la vez, con base en las particularidades de cada punto de la frontera, así como la historia compartida entre ambas naciones, que ha dado como resultado el diseño y conformación, a lo largo de más de ciento setenta años, de esta infraestructura binacional con el objetivo de atender y soportar la demanda en el cruce de personas y mercancías a través de las vías: peatonal, vehicular, de carga y ferroviario.

El sistema de cruces y puentes internacionales de la frontera México – Estados Unidos está dividido geográficamente en dos grandes zonas: la frontera terrestre (Tijuana-Ciudad Juárez) y la frontera pluvial (Ciudad Juárez-Matamoros), y comprende actualmente 59 cruces y puentes internacionales, de los cuales 54 están en operación: 22 cruces en la frontera terrestre y 32 en la frontera pluvial; así como 1 chalán, 1 cruce biométrico y 2 puentes cerrados.

Esto implica considerarlo a lo largo de las fases de instrumentación: planeación, autorización, licitación y construcción e inicio de la operación, ya que cada cruce y puente internacional tiene una función tanto individual como colectiva en el sistemadel que forma parte, y que demanda por un lado, un análisis costo-beneficio para determinar la importancia local del mismo, así como una proyección de los beneficios que aportará al funcionamiento del sistema.

Formular esta visión representa un gran avance del proyecto, sobre todo si consideramos que suele ser un elemento que pocas veces se toma en consideración, ya que los participantes sepreocupan comúnmente por los factores inherentes a la zona, perdiendo de vista que el proyecto tendrá un impacto dentro de sistema que puede ser positivo, desahogando zonas muy transitadas, o bien, negativo por una mala ubicación dentro del sistema, que deviene en infraestructura sin utilización.

Finalmente, como una parte fundamental de la coordinación binacional de los proyectos de infraestructura en la frontera México-Estados Unidos, debemos formular esta visión integral de los mismos que tiene como finalidad incrementar la conectividad en el sistema de cruces y puentes de ambos países, agilizar el intercambio de bienes, capitales y mercancías, así como atender las necesidades, demandas y mejorar la calidad de vida de las poblaciones fronterizas.

cpi@prodigy.net.mx

 

 

Imprimir

Comentarios