Nacional

Canadá entrena a la Policía Federal en la detección de fentanilo, cinco veces más potente que la heroína

Los gobiernos de Estados Unidos, México y Canadá llevaron a cabo entrenamiento en la detección del fentanilo a oficiales de la Policía Federal y de las Aduanas del Servicio de Administración Tributaria (SAT), junto con caninos.

La Embajada de Estados Unidos en Mexico infirmó que, como parte de la Iniciativa Mérida, se trajo a México a dos instructores de la Real Policía Montada de Canadá, líderes internacionales en entrenamiento en la detección del fentanilo.

Algunos de los capacitados, la semana pasada, son instructores en la Policía Federal y del SAT, los cuales replicarán el entrenamiento en sus respectivas dependencias, refirió la embajada.

El fentanilo, abundó, es 50 veces más potente que la heroína.

Desde 2015, indicó, las dependencias de seguridad tanto en Estados Unidos como en México han visto un incremento en su prevalencia en cuanto a decomisos de sustancias ilegales y muertes por sobredosis.

“El riesgo de la vida humana ante la exposición de incluso pequeñas cantidades de fentanilo exige procedimientos especializados para su detección y manejo”, destacó la Embajada.

Este entrenamiento, abundó, ayuda a fortalecer la seguridad de los oficiales, así como de los caninos que llevan a cabo tareas de alto riesgo como la identificación, confiscación y el procesamiento adecuado del contrabando de sustancias ilícitas.

El programa canino de la Iniciativa Mérida funciona en coordinación con las agencias de seguridad y las dependencias de justicia de México.
Desde 2008, el gobierno de Estados Unidos ha entregado más de 500 caninos detectores a las dependencias del gobierno federal y estatal mexicano.

Asimismo, el gobierno estadunidense ha financiado entrenamiento en Estados Unidos y Colombia a los instructores caninos mexicanos y equipos de entrenadores para la detección de armas, narcóticos y dinero.

También ha brindado equipo y vehículos para asegurar el bienestar de los caninos, señaló la Embajada estadunidense.

Imprimir