Sarah Chad

Esta estudiante de Florida dejó ayer el anonimato por un ataque de sinceridad y rabia. Tras ver morir a sus compañeros de la escuela tiroteada el miércoles; tras secarse luego las lágrimas y leer el mensaje de condolencia del presidente Donald Trump, decidió escribirle una respuesta demoledora, en la que, con las mismas palabras soeces a las que nos tiene acostumbrados, le dice que, además de ser “un pedazo de mierda”, sus plegarias no evitarán nuevos tiroteos y que más le valdría que se pusiera a resolver el tema del control de armas.

 

Imprimir

Comentarios