Bienestar

5 razones para no abandonar la vacunación

En México hay un compromiso en incrementar el acceso a las vacunas a través de políticas de largo alcance

Las vacunas siguen salvando vidas

Los recientes brotes de enfermedades prevenibles con vacunación en el mundo como Sarampión en Europa y Fiebre amarilla en Brasil, así como brotes en nuestro país como Hepatitis A en la comunidad indígena de Suchitlán, Colima, con 17 casos positivos en niños entre siete y 12 años de edad, ha obligado a que las autoridades de salud tomen acciones inmediatas, como la aplicación masiva de vacunas, para tratar de contenerlos comentó el Dr. Rodrigo Romero Feregrino. Secretario de la Asociación Mexicana de Vacunología (AMV).
 
Estos brotes nos hacen reflexionar nuevamente sobre la importancia de la vacunación y reafirmarla como la mejor estrategia para prevenir enfermedades y evitar muertes.
 
En México gracias a la vacunación hemos logrado erradicar y controlar enfermedades, pero es indispensable mantener las coberturas adecuadas aplicando las inmunizaciones a la población, informando sobre las situaciones reales que están pasando dentro y fuera del país, evitando el desabasto de vacunas, incluyendo nuevas vacunas en los esquemas nacionales de vacunación y sobre todo llevando la vacuna a todas las personas, para que todos tengamos las mismas oportunidades de no enfermar.

Todos nos debemos de vacunar, y quiero destacar 5 razones importantes por las que niños, adolescentes, adultos y adultos mayores debemos vacunarnos: 

  1. Las vacunas aplicadas en la infancia no son para toda la vida. Algunas de las vacunas que se aplican a los niños disminuyen su inmunidad con el tiempo, por lo que deben ser reforzadas en alguna etapa de la vida, como es el caso de la vacuna de difteria, tosferina y tétanos que se debe de aplicar cada 10 años.
  2. Vacunas en distintas etapas de la vida. Hay vacunas que no se aplican en la infancia, pero se debe hacer en los adolescentes, adultos y/o adultos mayores, como es el caso de influenza, papiloma, neumonía, herpes zóster, entre otras, porque en ciertas edades o condiciones de salud podemos ser más susceptibles a algunas enfermedades e infecciones. 
  3. Existen nuevas vacunas. Hay vacunas que no existían cuando muchos adultos fuimos niños, se han desarrollado nuevas vacunas para la prevención de enfermedades que hasta hace poco eran consideradas no prevenibles mediante vacunas, como es el caso del cáncer cervicouterino, hepatitis B, herpes zóster y otras. 
  4. Inmunidad comunitaria. Cuando la mayor parte de una comunidad está vacunada contra una enfermedad infecciosa, es menos probable que pueda haber un brote o epidemia ya que un alto porcentaje de esa población se encuentra protegida.  Actualmente, las bajas coberturas de vacunación y la subutilización de algunas vacunas están provocando brotes de enfermedades prevenibles, algunas de las cuales ya estaban previamente controladas con la vacunación.
  5. Ahorros. La falta de prevención provoca, además del deterioro de la salud y de la calidad de vida por las enfermedades infecciosas; el pago de medicamentos y honorarios de médicos, las ausencias laborales o escolares (en el caso de influenza, se estiman por lo menos 4.5 días en la recuperación de la persona enferma), así como el cuidado del enfermo; estos factores se ven reflejados en la economía familiar, comunitaria y del país. Estar vacunado es la mejor protección contra muchas enfermedades graves y el mejor aliado para la economía.

Como ejemplo de costo-beneficio de las vacunas, podemos subrayar que son una de las inversiones en salud más exitosas de la historia. Tan sólo, la erradicación mundial de la viruela, costó 100 millones de dólares a lo largo de 10 años hasta 1977, lo que ha permitido ahorrar 1,300 millones de dólares al año, sólo en costos de tratamiento y prevención.
 
En México seguimos comprometidos en incrementar el acceso a las vacunas a través de políticas de largo alcance, y de programas y alianzas que permitan reducir la brecha de accesibilidad y disponibilidad de vacunas. No debemos olvidar que nuestro país se comprometió en el Plan de Acción Global de las Vacunas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que en la Cartilla Nacional de Vacunación estén incluidas al menos 25 vacunas que previenen 25 enfermedades infecciosas al término del 2021.
 
La Asociación Mexicana de Vacunología queremos que las vacunas sigan salvando vidas, por esta razón invitamos a la población a que revise su cartilla de vacunación y acuda a aplicarse las vacunas que necesite, y si tienen dudas nos pregunten a los profesionales en este tema.

Imprimir