Academia

Mujer transexual logra amamantar a su bebé

Un “avance emocionante”. Así describió un especialista el primer caso registrado en el que una mujer transexual pudo amamantar a su bebé.

La joven de 30 años —quien nació hombre— quería amamantar a su bebé después de que su pareja diera a luz y decidiera no hacerlo, según explica la revista Transgender Health, donde fue publicado el estudio.

Tras someterse a a un tratamiento con medicamentos y de tomar un curso de extracción de leche de los senos, la mujer fue capaz de amamantar a su bebé.

Al respecto, un experto de Reino Unido opinó que la investigación podría conducir a que más mujeres transexuales puedan amamantar. Los investigadores dijeron que se necesitan más estudios para determinar el tratamiento óptimo para las mujeres transexuales que desean amamantar.

PROCESO. La mujer se había sometido a una terapia de reemplazo hormonal durante seis años, pero no a una cirugía de cambio de sexo, cuando consultó a los médicos con el objetivo de amamantar al bebé. Entonces, antes de que naciera la niña, los médicos le recetaron un ciclo de tratamiento de tres meses y medio para ayudarla a producir artificialmente leche, método generalmente administrado a mujeres que adoptan bebés o que los tienen a través de vientre subrogado.

Esto incluyó estimular los senos para la extracción de leche, tomar hormonas producidas por madres biológicas, medicamentos que pueden incitar la producción de leche y un bloqueador hormonal masculino.

Como resultado, la mujer fue capaz de producir una cantidad “modesta pero funcional” de leche materna: unos 230 mililitros por día.

Los investigadores dijeron que ésta fue la única fuente de nutrición de la niña durante las primeras seis semanas, tiempo durante el cual su crecimiento, alimentación y hábitos intestinales fueron “apropiados para el desarrollo”. Después de esto, la bebé también comenzó a ingerir leche de fórmula porque no se producía suficiente leche materna.

La niña ahora tiene seis meses y continúa siendo amamantada como parte de su dieta, dijeron los autores del estudio.

Imprimir