Cultura

El mundo clásico da conocimiento para aplicarlo en nuestra vida: María García

Novedad. No obstante, está hoy relegado en la educación escolar, añade. Presenta el Diccionario de mitos clásicos, en el cual se narra la historia de personajes como Atlas, Iris, Medusa, Ulises, Vulcano y Venus; cada uno acompañado de un poema y con la especificación de si corresponde a la tradición griega o romana

Imágenes que ilustran el libro Diccionario de mitos clásicos.

La historia de cómo la mujer más hermosa de Libia se convirtió en dragón de la cintura hacia abajo, la complicada decisión de Zeus de castigar a su hijo Tántalo por robar el néctar de los dioses y la anécdota de cómo unos marineros fueron convertidos en delfines por secuestrar a Baco son algunos relatos que se reúnen en el Diccionario de mitos clásicos, hecho por la mexicana María García Esperón y el español Aurelio González Ovies.

“La idea fue hacer un libro que no causara miedo ni espanto, sino que fuera una invitación a los lectores, de entregarles a los jóvenes del siglo XXI un conocimiento que es la memoria de la humanidad, a través de rimas, poesía e historias que a todos nos pueden gustar”, comenta García Esperón.

Este libro ilustrado por Amanda Mijangos y dirigido a niños y jóvenes, reúne de la A a la Z, la historia de personajes como Atlas, Iris, Medusa, Ulises, Vulcano y Venus; cada uno acompañado de un poema y con la especificación de si corresponde a la tradición griega o romana.

La importancia de difundir estas historias, añade García Esperón, es porque hoy la formación clásica está relegada en la educación escolar.

“La mitología llegó a un grado alarmante con esta mala idea de deslastrar la cultura para dar cabida a otro tipo de cosas y orientaciones. También es mucho cómo se han desplazado las humanidades del programa educativo y estos proyectos son una reivindicación de las humanidades”, señala.

¿De ahí la certeza de que la mitología es la base para cualquier creación?, se le pregunta a la escritora. “Si revisamos la gran revolución que hizo Sigmund Freud con el psicoanálisis, él la sustenta en el gran conocimiento que tenía del mundo clásico, nombró a los famosos complejos con nombres griegos: el complejo de Edipo, el de Elektra… Entonces, el conocimiento del mundo clásico nos aporta un bagaje y claves para aplicarlas en nuestra vida”, responde.

SOBREVIVIR Y ACTUALIDAD. Uno de los grandes temas de la mitología clásica es la supervivencia. Así lo asegura María García Esperón en este libro editado por Ediciones El Naranjo.

“Los mitos nos dan pautas para que podamos sobrevivir a un mundo muy duro, como dijo Borges que le tocó vivir como a todos los hombres: tiempos desdichados. La vida está llena de peligros, más ahora, los jóvenes se enfrentan a una serie de peligros terribles”, indica.

Un ejemplo de la utilidad y actualidad de la mitología es la historia de Ulises porque cuando éste emprendió el regreso a su tierra, pasó por un lugar donde sus compañeros estaban narcotizados a causa de las flores del olvido.

“Entonces están contentos porque ya no sienten ni recuerdan nada, ya no les duele la guerra de Troya que duró 10 años, no temen estar lejos de su hogar, pero Ulises les dice que no se trata de eso, de apagar el dolor, sino de enfrentar la vida y ser valientes. Ulises los rescata”, opina.

Al conocer la mitología griega y romana, destaca García Esperón, los jóvenes pueden sobrevivir y engrandecer su visión humana, ya que los dioses fueron hechos a la medida humana, es decir, siempre viven en conflicto.

“El mito de Lamia es terrorífico. Aurelio González hizo una propuesta de poema muy juguetón, pero detrás de eso es una tragedia espantosa. Cuando traté de reelaborar el mito, me dije: esto es muy duro para los niños. Lamia es la Llorona clásica, nosotros tenemos a la Llorona americana, es una mujer que por castigo pierde a sus hijos y la obligan a que nunca pueda cerrar los ojos. Al final Zeus se apiada y le da la capacidad de extraer sus ojos”, narra la autora.

Después, esa reina de Libia que era la más hermosa y que despertó los celos de la diosa Hera porque su esposo Zeus se había enamorado de ella, se convirtió en una seductora de hombres, en un espíritu femenino que sufre pero que conserva su atractivo en el rostro y los rasgos de reptil en sus piernas.

“Este mito de Lamia es un antecedente de la famosa Melusina, la cual que fue tratada extraordinariamente por Octavio Paz”, aclara.

SIN FRONTERAS. Leer el Diccionario de mitos clásicos implica una lectura cíclica, que en palabras de María García Esperón se debe a que el pariente del diccionario es la enciclopedia y ésta es el conocimiento en ciclos para que los lectores entiendan algo tan misterioso como el tiempo.

“En este diccionario está la presencia de las estrellas gráficamente y también en los textos, con la idea de que de ahí procedemos y que ahí regresaremos. En la medida en que tengamos más conocimiento y más sensibilidad, podemos tejer bellos tapices de nuestra vida”, indica.

Ese mensaje es la principal enseñanza de La Ilíada y La Odisea. “Llega un momento en que Elena de Troya dice que les pasan todas las tragedias para tener historias hermosas a pesar del dolor, de la desesperación y negrura”.

Por último, la escritora señala que este libro junto con el Diccionario de mitos de América —en proceso de edición—, busca promover una reunión de la lengua española de los dos continentes. “De todo lo que es Hispanoamérica, para una nueva entonación de la hispanidad a través del lenguaje y hacer conciencia a los lectores que no tienen un solo país llamado México, Colombia o España, sino que es un país entero en el que todos hablamos español y que no hay fronteras”.

Imprimir