La hazaña de Logan y las grandes aspiraciones de Llámame por tu nombre | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 17 de Febrero, 2018

La hazaña de Logan y las grandes aspiraciones de Llámame por tu nombre

Especial. Crónica analiza la categoría de Mejor Guion Adaptado que por primera vez tiene una nominación para un filme de Superhéroes de la casa Marvel

La hazaña de Logan y las grandes aspiraciones de Llámame por tu nombre | La Crónica de Hoy

“El ochenta por ciento de una película está escribiendo, el otro veinte por ciento es la ejecución”, dijo alguna vez el legendario cineasta Billy Wilder, a propósito de la labor de los escritores de cine. Es por eso que los Premios Oscar celebran con uno de sus galardones importantes a aquellas mentes que antes de ver proyectada en una pantalla, la expresaron en papel. Crónica echa un vistazo a los nominados al Oscar a Mejor Guion Adaptado, de cara a la entrega de los premios que se ve cada vez más cerca.

Ésta es una de las categorías que parecen estar más definidas de esta entrega. Hay que remontarse a 2006 para encontrar un año en el que solo hubiera una candidata a Mejor Película entre las finalistas al premio al Mejor Guion Adaptado, cuando ganó Los infiltrados. Once años después, la situación vuelve a repetirse con Llámame por tu nombre, que parece tener el camino despejado hacia la estatuilla, especialmente después de que The Disaster Artist, su principal rival en la temporada de premios, se haya visto afectada por el escándalo sexual que persigue a su director James Franco.

Llámame por tu nombre. El guionista nominado es James Ivory, quien tiene un total de cuatro nominaciones; las tres anteriores fueron a Mejor Director. Esta vez, con 89 años acaba de hacer historia al convertirse en el hombre de más edad en optar a un Oscar. Tras la muerte de su socio Ismail Merchant, con el que fundó una productora Ivory, empezó a desarrollar como productor la adaptación al cine de Call me by your name, una aclamada novela de André Aciman. El mayor desafío del guion era convertir en cinematográfico un reflexivo e introspectivo relato contado en primera persona desde el personaje que interpreta Chalamet.

The Disaster Artist.  La pareja de escritores Scott Neustadter y Michael H. Weber se conoció en 1999, cuando el primero contrató al segundo para que trabajara con él en calidad de becario especializado en el desarrollo de proyectos. Después de éxitos como 500 días con ella y otros como Bajo la misma estrella, llegan por fin a los Oscar con su primera nominación en la comedia The Disaster Artist, que está basada en el libro The Disaster Artist: My Life Inside The Room, the Greatest Bad Movie Ever Made, que cuenta las memorias que Greg Sestero escribió junto a Tom Bissell para plasmar el alocado rodaje de The Room, considerado el peor filme de la historia.

Logan. La más grande sorpresa de esta categoría, que se convierte en uno de los grandes triunfos del cine de superhéroes. Quizás haya sido la falta de grandes títulos la que ha permitido que los votantes hayan dejado sus prejuicios de lado para hacer hueco a Logan, la primera película de superhéroes de la casa Marvel que consigue ser nominada al Oscar en esta categoría (aunque no la de superhéroes, porque antes estuvo nominada la cinta animada Los increíbles). Lo cierto es que Logan llegó con esto a donde no lo hicieron El caballero de la noche o Deadpool. Gracias a este trabajo, Scott Frank ha conseguido su segunda candidatura al Oscar (19 años después de la lograda por ‘Un romance muy peligroso’) mientras que James Mangold y Michael Green se estrenan este año en los premios de la Academia. Cabe decir que sí es un destacado filme que tiene un acercamiento a un héroe inmortal que, irónicamente, lleva más tiempo de lo que le gustaría expuesto al dolor y a la pérdida.

Apuesta maestra. Este filme significa la tercera candidatura al Oscar en esta categoría para Aaron Sorkin, quien ya recibió el premio por su trabajo en La red social, y que estuvo cerca de volver a ganar por Moneyball. Sin embargo, la nominación de este año es especial porque además de ser quien adaptó al cine las memorias de Molly Bloom, una ex deportista olímpica que acabó ganando millones de dólares en el mundo del póker antes de que el FBI la acusara de participar en una operación de juego ilegal y lavado de dinero superior a 100 millones de dólares, es el director del filme. Sin duda es un filme brillante, pero algunos especialistas ya han señalado que carece de la estructura revolucionaria de los trabajos más icónicos de Sorkin para la gran pantalla.

Mudbound. Este filme quizás sea el que menos probabilidad tenga en la competencia, sin embargo también tiene detrás una carga simbólica, pues se trata de la primera película producida por Netflix que es nominada en esta categoría. Fue escrito por Virgil Williams y Dee Rees, y además significa un triunfo para esta última si tomamos en cuenta que ha tenido una trayectoria desde un circuito independiente. Rees, la segunda escritora afroamericana en optar al Oscar, se encargó de reescribir una primera versión del libreto escrito por Virgil Williams, un guionista que debutó en el cine con esta película tras trabajar durante años en series como 24Urgencias y, sobre todo, Mentes criminales. El proyecto que le ha dado la nominación es la adaptación al cine de una aclamada novela de Hilary Jordan sobre el impacto del racismo en una granja de Mississippi durante los años siguientes a la Segunda Guerra Mundial.

 

Imprimir