Deportes

La máquina de Caixinha no camina

Volvió a suceder y de forma inexplicable el Cruz Azul perdió la ventaja en el Estadio Azul en lo que parecía su momento de volver a la senda del triunfo en casa y terminó por empatar 1-1 ante Puebla, en juego de  la jornada8 del Clausura 2018.

Fue un duelo donde se pusieron en ventaja desde el primer tiempo, pero no supieron generar las opciones adecuadas para asegurar la victoria, y un descuido extendió a cinco juegos sin ganar en el inmueble celeste (uno de ellos en la Copa Mx).

La Máquina celeste dio su primer aviso con una chilena de Felipe Mora a los cinco minutos, sólo que el esférico dio en el travesaño y se salvó Puebla.

La respuesta vino con un desborde de Brayan Ángulo y un remate de Cavallini, que atajó Jesús Corona.

Fue justo antes de terminar el primer tiempo cuando llegó el gol que modificó el resultado del cotejo entre ambos equipos.

Una falta sobre Édgar Méndez por el costado derecho se convirtió en la oportunidad perfecta para los cementeros cuando Adrián Aldrete cobró el tiro libre y una vez más Cata Domínguez aprovechó para anotar el 1-0 de cabeza.

Con ese tanto el Cata ponía punto final a la sequía goleadora de 304 minutos que tenía Cruz Azul como local en el Clausura 2018.

Parecía que terminarían con ese resultado, pero fue el momento en el que Chumacero mandó un centro frontal al área, que midió mal Jesús Corona y solo permitió que el balón llegara a Omar Fernández, quien metió un centro para Francisco Acuña y este solo empujó el balón para el 1-1.

Por si no fuera suficiente la mala racha en casa para el entrenador portugués, ya un sector de la afición ha pedido su salida tras la frustración que generan los tres empates, un solo gol anotado y una derrota en la que es su casa.

CAIXINHA ACEPTA LAS BURLAS. El técnico celeste, Pedro Caixinha aseguró que ellos tienen la culpa de que los aficionados se burlen de la institución. 

“Hay dos cosas que nos están costando trabajo: una es hacer goles, debes de tener el doble de oportunidades o más de eso para poder anotar y después son esas desatenciones.

“Este sábado platiqué con los jugadores sobre el tema de ‘cruzazulear’, ‘bullying’ y ‘pendejos’ y yo no me preocupo por esas cosas, me preocupo por el tema de la tarea. Sin embargo, nosotros estamos haciendo cosas que llevan a que se burlen de nosotros”, aseguró Caixinha al término del juego.

Imprimir