Ciudad

Gobierno federal trabaja en norma para regular circulación de motocicletas

Las motocicletas son también generadoras de una parte de la contaminación en el Valle de México, por lo que la Came solicitó Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semartat) una norma para regularlas, en la que actualmente están trabajando.

Desde que se instrumentó el programa Hoy No Circula, los niveles de concentración de contaminantes han disminuido en el Valle de México, pese a que hay un incremento en el parque vehicular, afirmó Martín Gutiérrez Lacayo, coordinador ejecutivo de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came).

“Es muy evidente cuando nosotros activamos, por ejemplo, una fase de contingencia como se puede observar una disminución (de contaminación) al momento en que sacas un 20 por ciento del parque vehicular extra en circulación. El programa lo que ha permitido es ir reduciendo paulatinamente emisiones contaminante”, indicó.

En entrevista con Notimex, dijo que con la nueva administración del gobernador mexiquense Alfredo del Mazo, hay un compromiso de que los 18 municipios estén aplicando el programa dentro del ámbito de su competencia.

Esto sin excepción, abundó, para que permita tener un espectro de mayor alcance y podamos comparar los resultados en cada uno de los años en que se corta la información.

“Desde que esta problemática se analizó con el gobernador del Mazo y su staff de funcionarios quedó claro que ellos van a fortalecer las acciones para que se aplique el programa en los 18 municipios”, indicó.

Gutiérrez Lacayo destacó además que han visto que hay una serie de fuentes de emisión que se ha mantenido estable, ya que las normas que regulan a estas actividades están muy claras.

Sin embargo, abundó, son las condiciones climáticas las que están ahora ya sea generando probabilidades de mayores escenarios de contingencias o de riesgo a que se incremente las concentraciones.

“Las emisiones han permanecido estables, por así llamarlo, el esfuerzo de todos es apretarnos las normas, necesitamos hacerlas más estrictas para que se generen un nuevo paquete de herramientas que de mediano y largo plazo respondan al fondo del asunto, de esto que es disminuir las concentraciones contaminantes”, consideró.

El coordinador ejecutivo de la Came, destacó que desde los años 80 a la fecha han venido disminuyendo las concentraciones de contaminantes y si en los últimos años no se ve un “bajón tan drástico es porque depende de varias condiciones: una es la climática pero otra tiene que ver a dónde puedes apretar”.

Las motocicletas son también generadoras de una parte de la contaminación en el Valle de México, por lo que la Came solicitó Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semartat) una norma para regularlas, en la que actualmente están trabajando.

“Una vez teniendo esa norma nosotros podríamos dentro de la Came con todas sus entidades empezar a trabajar en los programas de control o verificación de motos, pero no lo podemos hacer hasta que no exista ese marco regulatorio y normativo que se está trabajando”, apuntó.

Y es todas las fuentes de emisión deben de tener una normatividad específica para reducir sus emisiones y establecer fundamento para que las autoridades de su competencia puedan regular su control, agregó.

“Todo el proceso de normalización establece calendarios, programación y una serie de discusiones y hay cuatro grupos trabajando desde técnicos, industria de fabricantes, grupos de motociclistas, autoridades locales, Profepa, está la parte de economía y se analizan todos los elementos para darle garantía al ciudadano”, señaló.

Indicó que de acuerdo con la programación, deben de faltar unas tres o cuatro reuniones de los grupos para tener un borrador que pueda ser subido a consulta pública y continuar con el procedimiento.

Gutiérrez Lacayo indicó que hay un crecimiento importante de motocicletas en el Valle de México, pues mientras que los vehículos están creciendo en un tres por ciento, las motos lo hacen por arriba del 16 por ciento.

Consideró también que el hecho de que se ya suspendido la verificación vehicular en la Ciudad de México no sería una condición para que aumente la contaminación en la región.

El primer elemento, dijo, porque los hologramas de verificación del segundo semestre del 2017 siguen vigentes en este primer semestre, esto quiere decir que tenemos un número de hologramas en circulación que es más o menos fijo.

“En el Valle de México tenemos, sobre todo en la Ciudad de México, la flota vehicular más nueva de todos los estados de la República, esto indica que el vehículo que ahorita es difícilmente con un cambio de semestre va a cambiar a ser 1, porque los límites de la norma se hicieron más estrictos en 2016”, comentó.

El segundo elemento, abundo, es que el programa Hoy No Circula, que deja fuera de circulación a los vehículos más contaminantes que son los hologramas 1 y 2, continúa vigente y no ha tenido ningún cambio.

Y el tercer elemento que debemos de considerar, es el parque vehicular en circulación en la Ciudad de México que representa una tercera parte, dado que no hay cambios en los programas de verificación de los estados de México, Morelos y de otras entidades, donde el programa de verificación sigue vigente.

“Por estos elementos difícilmente vemos que va a haber un impacto real hacia la variabilidad del principal precursor que en este caso son los óxidos de nitrógeno, pero lo que sí hay que considerar es que en esta temporada, al tener un ambiente más seco tenemos mayor probabilidades de ir entrando en una fase ya sea de contingencia o de alerta a la ciudadanía para que no se exponga a este contaminante que es altamente agresivo”, finalizó.

Imprimir