Ya dígame, doc, ¿qué tan mal está mi próstata? | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 19 de Febrero, 2018

Ya dígame, doc, ¿qué tan mal está mi próstata?

Ya dígame, doc, ¿qué tan mal está mi próstata? | La Crónica de Hoy

Ricardo Lamadrid Estrada, quien lleva casi cinco años luchando contra un cáncer de próstata diagnosticado a tiempo, comparte su testimonio con Crónica: “Seis meses en diagnosticarme y me salvé porque actuamos a tiempo, aunque me enteré de mi mal por azares del destino”.

Dice que no tuvo síntomas de nada en la próstata. En su trabajo cada año se realizaba una semana de la salud, a la cual acudía pensando en revisarse los triglicéridos y colesterol. Esta vez  venía incluido un examen de antígeno prostático; “cuando me entregan los resultados”, recuerda, “me percató de que lo tenía en 7, cuando lo normal debe de ser 5 de calificación”.

Lamadrid recuerda que fue al médico y de ahí lo mandó al especialista urólogo, y durante medio año le hicieron estudios con biopsias, ultrasonidos, entre otros, para finalmente, en diciembre del 2013, ser informado del tumor que le encontraron.

Ricardo cuenta que el médico no sabía ni cómo decírselo, hasta que él mismo lo animó diciéndole: “Doctor, ya dígame qué es lo que tengo”, y ahí le dijeron que tiene un tumor, cáncer de próstata.

La comida sí cuentA. Dice estar convencido de que la diferencia entre salir adelante o morir fue haber acudido a tiempo con el médico e iniciar un tratamiento que ha incluido radioterapias, cirugías y cambio radical de hábitos; ahora ya no come carne roja ni lácteos, tampoco azucares refinadas ni harinas. En cambio aprendió a vivir las disciplinas de alimentarse, comer más verduras, frutas, activarse físicamente 30 minutos al día, tomar agua pura.

Recomiendo a los hombres, dice con alegría, que venzan el temor y la ignorancia, que se hagan el examen prostático una vez al año, que tomen conciencia que es una de las enfermedades de mayor índice de mortandad en los varones, que está relacionada con los hábitos alimenticios y que detectada a tiempo hay más posibilidades de sanar.

Obesidad y tabaco son riesgo. Francisco Freyria Sutcliffe, director general de la Fundación Fuente de Desarrollo Teresa de Jesús (Futeje), asegura con firmeza que los malos hábitos como tabaquismo, consumo de alcohol, sedentarismo y la mala alimentación van muy de la mano con la mayoría de los cánceres, no estamos acostumbrados a comer sano, nos vamos por la comida chatarra y la famosa vitamina “T” de tacos, tortas y tamales, y le hacemos el feo a todos aquellos alimentos como verduras, frutas, fibras, y esto tiene mucho que ver con el aumento del cáncer.

También la falta de detección oportuna por una falta de educación o de capacitación en los médicos de primer contacto donde los diagnósticos son tardíos y los pacientes tienen que recorrer muchos médicos “hasta que le atinan” a un cáncer y de qué tipo es, cuando probablemente pudo haber sido detectado oportunamente si hubieran hecho una referencia o transferencia a un médico especialista para la realización de un tratamiento específico.

Mayra Galindo, directora general de la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer e integrante fundador de JCC explica, acompañada de representantes de otras seis organizaciones civiles, que los estilos de vida han cambiado en los últimos 50 años, y estamos expuestos a muchas sustancias que respiramos y comemos, medicamentos y químicos que están rompiendo la naturaleza del cuerpo, la salud.

Verónica Hernández, de Respirando con Valor, dice que se ha roto mucho el estigma para hablar de cáncer; anteriormente casi no se hablaba de la enfermedad. También el estrés en el que vive la sociedad influye para diversas enfermedades, no sólo el cáncer; sin embargo es determinante, y todo esto se suma para que las neoplasias estén en aumento.

Insuficiencia. Leticia Aguiar, coordinadora del Movimiento Latinoamericano Contra el Cáncer de Próstata, dice que en México se mueren más hombres por cáncer de próstata, que mujeres por cáncer de mama. Cuando hablamos de mortalidad encontramos diferencias, y tiene que ver con la detección en etapas avanzadas. En particular en cáncer de próstata, la mortalidad es más grande en México y Latinoamérica que en otros países de Europa.

El Manifiesto

Organizaciones civiles impulsan 6 puntos sobre el cáncer en un manifiesto:

1. El cáncer debe ser considerado como una prioridad en la agenda pública, plasmado en el Plan Nacional de Desarrollo y el Programa Sectorial de Salud.

2. La voz del paciente debe estar presente en la política nacional de prevención y control de cáncer.

3. Se debe garantizar el acceso universal a información, prevención, diagnóstico oportuno, tratamiento en tiempo y forma, cuidados paliativos y rehabilitación para cáncer, sin discriminación por género, edad, sexo, orientación sexual, origen, religión, situación socioeconómica o protección social.

4. Los servicios de salud pública deben responder de manera integral y homologada para cubrir toda la demanda epidemiológica de la población.

5. Es necesario reforzar la formación, capacitación y educación continua.

6. El desarrollo en innovación y tecnología en cáncer debe estar disponible en beneficio de los pacientes.

 

Imprimir