“¡Lo hago por México!”: Meade | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 19 de Febrero, 2018

“¡Lo hago por México!”: Meade

“¡Lo hago por México!”: Meade | La Crónica de Hoy

Quince minutos fueron suficientes para que Meade tomara posesión como candidato a presidente. Se acomodó el saco negro y la camisa blanca, sacó el pecho, caminó hacia el atril y exclamó: “¡Lo hago por México!”.

El Foro Sol retumbó. Los tambores, batucada, matracas y porras aparecieron para cobijar al primer candidato presidencial del PRI sin militancia en ese partido. Prometió ganar la Presidencia, “aunque digan que está difícil”.

Un priismo alicaído por las encuestas de las últimas semanas, las renuncias de militantes en varios estados que han obtenido candidaturas en su acérrimo adversario, Morena, pero que este domingo vivió su fiesta y pintó de rojo el Foro Sol. Su candidato lanzó su grito de batalla: “Yo Mero”; y reflexionó que “cuando escuchemos que alguien nos dice que es difícil, recordamos que lo que está de por medio es México y nos preguntamos, estando de por medio México, ¿quién es responsable de sacarlos adelante? Y cada uno en su corazón contesta: Yo mero”.Meade levantó su constancia y la mostró a las gradas .

Los priistas de abolengo saltaron de sus sillas. Desde gobernadores, secretarios de estado, coordinadores legislativos despertaron de su letargo y, puño derecho en alto, entonaron: “¡Sí se puede, sí se puede!”.

Aurelio Nuño; el líder de los senadores Emilio Gamboa; el secretario de Economía, Idelfonso Guajardo; el de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, se sumaban al coro donde el gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo, arengaba. Puño en alto, Del Mazo volteaba a los cuatro puntos cardinales en busca de replicar el coro entre las tribunas y los delegados de los sectores priistas.

Más atrás, el exsecretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, se veía a un costado de expresidentes del PRI como Beatriz Paredes; se levantaron de sus asientos y aplaudieron.

“Con toda seguridad les digo: ¡Vamos a ganar!”, aseguraba Meade. “Sí se puede, sí se puede, sí se puede”, explotaban los contingentes priistas.

Unos 19 mil estaban en las gradas del Foro Sol.

También llegó el espaldarazo al dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, a quien versiones lo ubican ya fuera de la presidencia tricolor. Sin embargo, Meade tomó del brazo a Ochoa Reza. Una vez que éste le tomó protesta como candidato, Meade le agradeció el respaldo: “quiero agradecerle mucho su entusiasmo y su participación”, soltó ante los delegados priistas.

SE PUEDEN IR. En las enormes pantallas aparecían videos de la trayectoria política de Meade y también de su vida familiar junto con su esposa Juana Cuevas.

Arriba, en el templete, Meade dijo estar consciente de la naturaleza y de la trascendencia de su candidatura y advirtió que hay desaliento, decepción y enojo de muchos mexicanos por la corrupción e inseguridad que priva en el país.

No obstante se comprometió a hacerse cargo de esas expresiones de malestar. “Vamos a ir hacia adelante con quienes comparten esas convicciones, quienes no la compartan quedan libres de ir hacia atrás”, emplazó.

Fue la mañana de este domingo en la que Meade se apropió del escenario y arengó a las huestes priistas sobre las que caía el intenso sol (muchos de ellos llegaron desde las 6 o 7 de la mañana). “Quédense de pie…”, solicitaba Meade y les pedía alistarse para una de las batallas más difíciles de su historia.

El músculo priista estaba allí para cobijarlo.

Por el Foro Sol cabalgaba el fantasma de las encuestas, pero ayer Meade buscó inyectar ánimo a los priistas y mostrarles que allí está la esperanza de que pueden llegar al proceso electoral y ganarlo, con esperanza de triunfo, aunque será la realidad la que dicte la última palabra en los próximos meses.

Imprimir